Espacio de Jesús

Archive for the ‘ubuntu’ Category

La mayoría de las fotografías que vemos por internet, revistas u otros medios de comunicación, suelen estar retocadas mediante programas informáticos especializados en el tratamiento y la edición de imágenes. El más conocido por todo el mundo es el famoso Photoshop de Adobe. Pero en el mundo del software libre existe una herramienta similar en eficacia y potencia, el denominado GIMP, que son las siglas de GNU Image Manipulation Program.
El manejo de estos programas requiere por lo general bastante conocimiento, y sobre todo un aprendizaje complejo. Sin embargo, el GIMP permite realizar a los más inexpertos y novatos en este mundo de la edición digital numerosos truquillos para retocar fotos e imágenes, sin tener que ser docto en la materia. Está claro que para sacarle todo el potencial a este tipo de programas hay que tener bastantes conocimientos, pero con conocer unas cuantas nociones y apliciones se pueden hacer bastantes cosas. Como siempre la red está plagada de tips y trucos que nosotros podemos llevar a cabo fácilmente sobre nuestras instantáneas.
El panel de control de GIMP ofrece a primera vista de forma intuitiva muchas de las herramientas que posee, que van desde el recorte o la selección de un área de la imagen para cambiar el color, la perspectiva o la escala, hasta lápices y pinceles para dibujar.
Un ejemplo de lo que se puede hacer con GIMP. Vamos a coger una fotografía con unos dientes amarillos y los vamos a poner blancos.
Lo primero que hay que hacer es delimitar a groso modo la zona de los dientes mediante la herramienta de selección libre.Después nos vamos a Colores-Tono y Saturación. Aquí elegimos el color amarillo y lo solapamos al valor 100. A continuación jugamos con los valores de tono, luminosidad y saturación hasta conseguir el color que deseemos.
Y conseguido. Unos dientes amarillentos los hemos convertido por arte de magia en blancos como la nieve. Existen un montón de tips como estos, que puede utilizar cualquiera fácilmente sobre sus fotografías. Eliminar manchas de la piel, poner los labios más rojos, los ojos más blancos y brillantes, etc es tarea fácil con GIMP.
Aunque GIMP viene por defecto instalado en la mayoría de las distribuciones Linux, existe por supuesto una versión para los usuarios de Windows, que se puede descargar gratuitamente desde cualquier portal de programas como Softonic.

http://www.youtube.com/v/tIqFLp0oduY&hl=es&fs=1&
Anuncios
A finales del mes de Mayo pasado se lanzó la última versión estable oficial de la Suite OpenOffice, la alternativa del software libre a Microsoft Office, así que decidí instalarla para probar. No es que me fuera mal con la versión 2.4 que viene por defecto en la instalación de Ubuntu Hardy, pero las nuevas versiones que van saliendo, a parte de traer mejoras, también van siendo compatibles con muchos nuevos formatos, como por ejemplo pueden ser los archivos de MSO Word 2007, cada vez más usado por los usuarios.

Busqué por Internet la forma más adecuada para actualizar a la nueva versión de OpenOffice en mi distribución de Ubuntu, y comenzaron a surgir las dudas. Hacerlo mediante los repositorios parecía que funcionaba bien en Jaunty e Ibex, pero no en Hardy (por los comentarios de muchos usuarios que leí, daba problemas). Entonces encontré un tutorial bastante bueno e ilustrado que explicaba como instalar OpenOffice 3 en Ubuntu 8.04, bajando el programa de la página oficial. Parecía bastante sencillo de hacer, e imaginé que si valía para OpenOffice 3 también debería de servir para la versión 3.1, así que me puse manos a la obra. La instalación no fue de “manual” propiamente dicha, ya que me surgieron imprevistos que no esperaba, pero al final lo instalé, casi a martillazos, pero conseguí instalarlo.

Lo primero que hice antes de nada fue desinstalar la versión 2.4 (algo que puede parecer obvio, pero a los que no sabemos mucho de informática nos lo tienen que decir). Se puede hacer de diversas formas: Abriendo el Gestor de paquetes Synaptic y desinstalar los distintos paquetes de OpenOffice, o de una manera más sencilla (la que hice yo para no complicarme la vida), abriendo un Terminal y escribiendo un “apt-remove” para proceder a la desinstalación.

sudo apt-get remove openoffice*.*

El segundo paso fue ir a la página oficial de OpenOffice y bajarme el programa. Tenemos que bajarnos el paquete adecuado para nuestro sistema, ya que hay distintas variantes para las numerosas distribuciones de Linux como se puede observar en el siguiente enlace(Linux RPM, Linux DEB, Linux 64…)
http://download.openoffice.org/other.html#es
En el caso de Ubuntu hay que descargar el Linux DEB, y por supuesto en el idioma que se vaya a utilizar, en mi caso en español.
http://openoffice.bouncer.osuosl.org/?product=OpenOffice.org&os=linuxinteldeb&lang=es&version=3.1.0

En tercer lugar, una vez descargado el programa en la carpeta que hayamos elegido, debemos descomprimirlo. Al descomprimir el archivo Ooo_3.1.0_LinuxIntel_install_es_deb.tar.gz nos queda la carpeta DEBS.
Y aquí me surgió el siguiente problema. Según el manual que estaba siguiendo, en este punto debía abrir un Terminal y escribir primero el comando cd seguido de la ruta de la carpeta, y después el comando sudo dpkg –i *.deb para realizar la instalación. Pero no lo hacía, simplemente me lanzaba el siguiente mensaje de la pantalla.
Intenté buscar alguna solución a esto, pero no encontré nada. Dentro de la carpeta DEBS había muchos paquetes .deb, así que decidí instalarlos uno por uno. Pero el problema de esto era que no se podían instalar indiscriminadamente en el orden que estaban en la carpeta, ya que aparecían errores de dependencia, es decir, que para poder instalar un paquete .deb, antes tenía que estar instalado el primero del que dependía.
Probando encontré que el primer paquete que debía ser instalado era el último que aparecía en la carpeta, el openoffice.org-ure. En segundo lugar debían ser instalados los paquetes ooobasis3.1-core01, ooobasis3.1-core02, ooobasis3.1-core03, sucesivamente hasta el core07. Una vez instalados estos ya se podían instalar los demás paquetes en orden de aparición, pues se satisfacían todas las dependencias.
Por último solo quedaba entrar en la carpeta desktop-integration, e instalar el paquete openoffice.org3.1-debian-menus_3.1-9399_all.deb
Y listo¡¡¡. OpenOffice 3.1 ya estaba instalado. La verdad es que me ha llamado mucho la atención la interfaz gráfica de esta nueva versión, con un color gris bastante obsoleto similar al de los primeros Office del Windows 98. Pero bueno, lo importante es que funciona bastante bien, aunque estéticamente no sea del agrado de todos.

El pasado día 23 de Abril se lanzó la última versión oficial de Ubuntu, la 9.04, denominada Jaunty Jackalope. Aunque sigue sin ser una versión de larga duración (LTS) como la 8.04 Hardy Heron que se lanzó el año pasado (la cual uso actualmente), Ubuntu sigue imparable su evolución y en esta última se pueden observar muchas novedades. No tenía, ni tengo por supuesto intención de actualizar mi equipo con esta nueva entrega. Pero la curiosidad me ha podido y me he descargado esta versión para al menos probarla en modo Live CD. Me bajé el archivo de imagen (.iso) correspondiente a mi equipo, la PC Intel x 86 Desktop, y la quemé en un CD con la aplicación Brasero (el equivalente al Nero en Linux).

Lo primero a destacar de Jaunty es que utiliza la última versión de entorno de escritorio Gnome, la 2.26. Las diferencias con la versión anterior tampoco son muy notables. Así a primera vista lo unico que he visto es la aparición de nuevos temas, como el Darkroom, el Dust, el Dust Sand y el New Wave, aunque algunos de ellos ya estaban en Intrepid Ibex.También incluye las últimas versiones de las aplicaciones más utilizadas en Linux, como el Openoffice 3.01, el GIMP 2.6 (programa de manipulación de imágenes similar a Photoshop), el Pidgin 2.5.5 (la mensajería instantánea), el Firefox 3.08, etc…, aunque todos estos programas pueden actualizarse desde cualquier versión anterior de Ubuntu.Otra gran novedad a destacar en Jaunty es la aparición de una nueva herramienta de administración, el Computer Janytor. Es una aplicación encargada de eliminar de nuestro equipo paquetes de instalación de programas obsoletos y de realizar recomendaciones para cambiar configuraciones y mejorar el rendimiento del sistema. Sería algo parecido a un “CCleaner” en Windows, salvando las diferencias por supuesto.Y por último, una de las novedades más importantes que aparecen en la versión Jaunty, es la aparación de un nuevo sistema de archivos, el Ext4. Aunque se sigue usando por defecto el sistema Ext3, se pueden formatear las particiones y pasarlas a Ext4. Al probar la versión Live CD no he podido realizar por mi mismo la transacción a este nuevo formato, pero buscando información sobre este nuevo sistema Ext4 me ha sorprendido ver la gran cantidad de ventajas que ofrece:
-Se reporta que el inicio del sistema es mucho más rápido.Por ejemplo mientras un equipo con Ubuntu 8.10 con EXT3 inicia en 30 segundos, el mismo con Ubuntu 9.04 con EXT4 inicia en 21 segundos. Esto es importante ya que algunas veces queremos tener acceso rapido al PC sobre todo en los laptops y netbooks.
-Fácil Migracion. Se puede actualizar un sistema de archivos EXT3 a EXT4 sin problemas, utilizando herramientas que provee el sistema.
-Sistema de Archivos mas Grandes. Últimamente los usuarios deben manipular archivos muy grandes, por ejemplo archivos de películas que van desde los 700MB hasta los 8GB y comenzaremos a ver archivos a un mas grandes, para esto el sistema EXT4 soporta ahora archivos de 16TB y 1EB máximo de tamaño de una particion (EXT3 solo soportaba archivos de 2TB y sistema de archivos de 16TB).
-Mayor Numero de Subdirectorios. EXT3 soportaba “solo” 32000 subdirectorios, mientras EXT4 no tiene limite.
-Bloques de Archivos en Bloque. A diferencia de EXT3 donde los archivos se almacenaban en bloques de 4KB, ahora es posible almacenar el archivo en extensiones de bloques de n bytes, esto permite al archivo no estar partido en pequeños bloques de 4KB, si no en bloques de diferentes tamaños los cuales son una secuencia de bloques que estaban libres, esto permite mejorar la velocidad de creación de los archivos.En conclusión, Ubuntu 9.04 Jaunty Jackalope es un sistema operativo que merece la pena probar por aquellos que aún no conocen el mundo Linux, y a los que ya tenemos algo de experiencia en él nos sirve para ir conociendo las nuevas novedades que se van incluyendo para futuras versiones.
Como siempre, un sistema bastante fácil de instalar (para prueba de ello aquí va el siguiente videomanual), y el que no lo prueba hoy día es porque no quiere…
http://www.youtube.com/v/zVmpTQW_fP8&hl=es&fs=1

Ubuntu cumple cinco años en pleno éxito de su sistema operativo

Acaba de cumplir cinco años de vida y es, de lejos, la versión más popular del sistema operativo Linux. Ubuntu, una palabra africana que significa “soy porque nosotros somos”, con unos ingresos anuales de 30 millones de dólares, está a punto de ser rentable, y planta cara a Windows en los países en vías de desarrollo. España fue la primera comunidad que creyó en Ubuntu.
Surafricano, millonario y el segundo turista espacial, Mark Shuttleworth, es el artífice del milagro Ubuntu. Su empresa londinense Canonical Ltd, ahora con 220 empleados, ha creado un producto que usan unos 100 millones de personas. Es imposible saber cuántas exactamente porque su respeto por la privacidad le impide instalar programas que avisen a la empresa de quién lo usa.
Ubuntu tiene más de un secreto de su éxito, pero el primero es que no cuesta nada; es gratuito para todo el mundo, lo que la diferencia de otras distribuciones GNU/Linux, como Red Hat, que tienen una versión más completa, de pago, para las empresas. Ubuntu se ha centrado en los escritorios, el talón de Aquiles del software libre, debido a la preeminencia de Windows en este campo.
El negocio de Canonical se basa en el soporte a las compañías que usan Ubuntu, como la personalización del software o el mantenimiento de los servidores. Otra gran fuente de ingresos son los fabricantes de ordenadores, como IBM o Dell, que venden sus máquinas con Ubuntu preinstalada. Canonical les cobra las tareas de ingeniería para adaptar el software.
Entra en las empresas
No fue hasta 2006 que Ubuntu sacó su versión para servidores corporativos y desde entonces no ha parado de crecer en las pequeñas y medianas empresas. Según un reciente estudio de la consultora Red Monk, en 7.000 compañías que emplean software libre, la mitad europeas, el 80% usa Ubuntu. Debian es la segunda, con un 30%.
Debian es la distribución madre de Ubuntu y ambas se nutren de los desarrollos propios. Los expertos consideran a Debian la mejor distribución de Linux, pero no tiene ninguna empresa detrás, funciona gracias a una amplia y potente comunidad de voluntarios. Y éste es el segundo secreto del éxito de Ubuntu: ha añadido una interfaz amigable a la supremacía técnica de Debian.
Para una compañía acostumbrada a trabajar con un proveedor, hacerlo con una comunidad es complicado. “Debes ponerle delante una empresa que diga: yo te encapsulo el trato con la comunidad y te doy garantías”, explica Antonio José Sáenz, director de tecnología de Isotrol, el único socio de Ubuntu en España. Isotrol es una compañía de innovación tecnológica nacida en 1984, con clientes en los sectores de energía, agua, industria, medio ambiente y Administración.
“Aun siendo superior técnicamente, el problema de Debian era que no daba soporte comercial y no había una empresa detrás que garantizase, bajo contrato, unos ciclos de desarrollo y mantenimiento a largo plazo. La jugada maestra de Shuttleworth fue convertir estas deficiencias en oportunidades”, afirma Sáenz. Otro punto débil, que Canonical ha asumido, era certificar que el software funcionaría con la mayoría de las máquinas.
Para Sáenz no es una sorpresa que pronto Ubuntu sea rentable. “Para mí ya es rentable ahora”. Isotrol ha instalado la distribución Guadalinex, basada en Ubuntu, en más de 2.000 centros educativos de Andalucía. También Linex y Lliurex, presentes en muchas escuelas españolas, están basadas en Ubuntu. “La comunidad de Ubuntu es más joven que la de Debian y esto hace más fácil para el novel entrar en ella porque están al mismo nivel de conocimientos”, explica Luis López, de Ubuntu-es; ésta es la mayor comunidad hispana de usuarios. “Natxo Morell creó la página antes de salir la primera versión pública de Ubuntu. De hecho, el resto de dominios locales, como ubuntu-fr.org, ubuntu-de.org o ubuntu-fi.org, los registró Canonical cuando empezó con la idea de las comunidades locales, pero al llegar a Ubuntu-es.org se llevaron una sorpresa”, explica López.
Los foros y medio millar de páginas de documentación en español que aloja el sitio reciben cada día más visitas. Dos millones de visitantes únicos en los últimos tres meses. La web tiene 170.000 miembros registrados y 400 personas de media conectadas simultáneamente.
Esta entusiasta comunidad es el tercer secreto de Ubuntu. Cuenta en todo el mundo con 5.000 voluntarios dedicados a promover su uso y 38.000 que traducen la distribución a multitud de idiomas. La mayor parte de esta comunidad está en Europa, pero la simpatía se extiende por todo el mundo. Cae bien, como en su momento le sucedió a Google y otros. De hecho, los empleados de Google usan una versión modificada de Ubuntu, el Goobuntu.

Cuatro ventajas y dos inconvenientes

A favor. Fácil de instalar. Tiene un sistema que funciona de guía, paso a paso, para hacerlo de forma automática. Se puede instalar como otra aplicación de Windows. Para probar, existen CD (llamados LiveCD) que permiten usar Ubuntu sobre de Windows.

A favor. Fácil de usar. Gráficamente es parecido a Windows: escritorio, menús, ventanas, aplicaciones por defecto como navegador (Firefox), editor de documentos (OpenOffice), programas de correo, de mensajería, grabador de CD y DVD.

A favor. Cada seis meses se lanza una nueva versión y, cada dos años, otra que tiene soporte a largo plazo en seguridad y fallos. Esto facilita que problemas que había en anteriores versiones se solucionen rápidamente y el sistema no se quede obsoleto.

A favor. Hay una gran comunidad de personas que lo usan, por lo que pueden ayudar a solucionar todo tipo de problemas.

En contra. Algunos programas no tienen su réplica en Ubuntu. Arquitectos o fotógrafos están entre los más afectados por esta falta de adaptaciones.

En contra. Algunos portátiles dan problemas con Linux porque están diseñados para ir bien sólo con Windows. Aun así, Ubuntu es la distribución que más atención presta a este aspecto.

Fuente: El País

Las posibilidades de personalización del escritorio en Ubuntu son casi infinitas. Existen webs como Gnome Look en las que se ofrecen numerosos temas, iconos, pantallas de inicio, gadgets, screenlets, etc…con las que se puede poner el entorno de escritorio a gusto de cada uno.
Uno de los elementos que más de moda se han puesto en Ubuntu, ya no sólo por su estética, sino por su gran utilidad, es el Dock.
El Dock es una barra de herramientas originaria del Sistema Operativo Mac, desde la que se pueden lanzar directamente desde el escritorio distintas aplicaciones, así como acceder a opciones de menú, carpetas y otros lugares del sistema. También ofrece la posibilidad de añadir otras miniaplicaciones, como relojes, calendarios, climatología y predicciones, montador de unidades, etc…
Existen distintos Docks para Ubuntu que emulan casi a la perfección a los originales de Mac. Entre los destacados se encuentra el Kiba Dock, el Cairo Dock, o el Avant Window Navigator, siendo este último el más popular y utilizado por los usuarios.
Después de esperar un largo tiempo para poder probar el nuevo navegador lanzado por Google, el G. Chrome, y no salir todavía para las distintas distribuciones de Linux, me decidí a buscar por internet un nuevo navegador distinto al Firefox para tener una alternativa a la hora de navegar en Ubuntu. El navegador Opera era una de las alternativas, pero aún estando disponible para casi todos los sistemas (Linux incluido), no me convenció la experiencia que tuve con él cuando lo probé en Windows. Así que decidí buscar un navegador que fuera específico de Linux y que me aportara una nueva experiencia. La sorpresa me la llevé cuando encontré que la solución la tenía en la “propia casa”. La distribución Ubuntu usa como gestor de escritorio Gnome, y este tiene su navegador propio, el llamado Epiphany. También Kubuntu, que usa KDE, tiene el suyo propio, el Konqueror.

La instalación de Epiphany no tiene ninguna complicación. Simplemente hay que acceder al panel de control del menú Aplicaciones de Ubuntu y seleccionar la opción “Añadir y quitar aplicaciones”(instalar y desinstalar aplicaciones). Una vez abierta la ventana se elige la opción “Internet”, y en el recuadro se muestran todas las aplicaciones relacionadas. En la lista aparece el Navegador Web Epiphany. Sólo hay que marcar la casilla para su instalación y listo.La primera impresión que me dio Epiphany es la de un navegador bastante ligero y sencillo, muy intuitivo y manejable. Su similitud con Firefox es evidente, ya que usa el mismo motor de navegación que este (Gecko).Características generales

Seguridad
Epiphany muestra claramente si la información que se introduce en una página web es de segura transmisión. Puede bloquear ventanas emergentes, rechazar las cookies de los sitios no confiables y almacenar las contraseñas en un lugar seguro. Con Epiphany, se puede estar seguro de que la privacidad en línea está siendo vigilada.Interfaz de usuario personalizable
Epiphany permite organizar elementos de la interfaz de usuario, simplemente arrastrando y soltando con el ratón. También ofrece las pestañas (solapas), con las que se puede organizar fácilmente las páginas web relacionadas en la pantalla del ordenador.Smart favoritos
Hacen un broche de presión para buscar texto en las bases de conocimientos en línea, como diccionarios o los motores de búsqueda. Además, no hay que realizar un seguimiento de subcarpeta en la que se pone un marcador, sino que justo al asignarle algún tema (noticias, informática, blogs,…) mostrará los marcadores en un menú desplegable.Extensiones y plugins
Epiphany cuenta con una gran cantidad de estos plugins y extensiones similares a los que funcionan en Mozilla.

Mi opinión general sobre este navegador es bastante buena después de usarlo varios días. Por ponerle algún defecto, tiene algunas limitaciones como por ejemplo no poder abrir una solapa directamente en la barra de tareas (como en Firefox), o un menu de marcadores bastante limitado en cuanto a opciones de personalización.
Pero en conclusión, Epiphany es una buena alternativa al Mozilla Firefox en Ubuntu como navegador exclusivo para Linux. Mientras seguiré esperando la llegada de Google Chrome.



  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías