Espacio de Jesús

Archive for the ‘tiempo’ Category

“La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente.” (Albert Einstein)

Cada uno de nosotros tiene más o menos claro un concepto de lo que es el tiempo en base a definiciones previas y las experiencias personales que nos denotan el transcurrir de este a lo largo de nuestra vida.
Pero si abandonamos y dejamos de lado por un momento todos estos prejuicios de lo que es el tiempo, podemos llegar en pocos pasos a la conclusión de que el tiempo no existe. Esto es algo chocante para nuestra lógica en principio…¿Cómo no va a existir el tiempo?, y si no existe el tiempo ¿Qué pasa con el presente, el pasado y el futuro que todos vivimos?, ¿Tampoco existen?. Visto desde esta perspectiva parecería una locura afirmar que el tiempo no existe.
En primer lugar nos planteamos, ¿Sabemos qué es realmente el Tiempo?. Desde que el ser humano desarrolló su capacidad de razonar y cuestionar, el tiempo siempre ha sido una cualidad intrínsecamente asociada al movimiento. Definimos nuestro tiempo en base al movimiento de las cosas. ¿Qué es si no un día o 24 horas?. Pues es ni más ni menos que un giro o vuelta completa de la tierra realizada sobre sí misma, tomando como referencia su eje.
¿Qué pasaría si hace 1.000 millones de años la tierra girase sobre sí misma al doble de velocidad que lo hace actualmente?. ¿Significaría que el día duraba sólo 12 horas?. Imaginemos que en el universo nada se moviera. ¿Cómo podríamos definir el tiempo?, ¿Sobre que referencia se podría medir?. Sería imposible.
Einstein revolucionó la visión de nuestra cosmología al afirmar que el tiempo (o nuestro concepto de tiempo) no era absoluto. Hoy día muchos físicos se cuestionan verdaderamente la existencia del tiempo, e incluso la del movimiento.
El tiempo puede ser una ilusión de nuestro cerebro. Es algo difícil de asimilar, pero parece ser que esto es así. Algo que siempre me ha llamado la atención con el paso de los años es la sensación subjetiva de “aceleración del tiempo”, es decir, que cuanto mayor me hago, la sensación de que el tiempo va más rápido es mayor. Y por lo que he comprobado no es algo que me ocurra a mí. Este fenómeno psicológico le ocurre a todos los seres humanos. No existen explicaciones certeras sobre el por qué nos ocurre esto, aunque todas las hipótesis se basan en el procesamiento que nuestro cerebro realiza sobre la información que obtenemos del exterior y sobre nuestros estados de ánimo.
Cuando éramos niños, un mes era muchísimo tiempo, y el transcurrir de un año a otro ya casi una eternidad. Sin embargo para los adultos, un mes pasa enseguida, y los años caen uno detrás de otro sin darnos cuenta. Algunos señalan que estas diferencias subjetivas se deben a que cuando somos pequeños y tener tan pocos años de vida, nuestras referencias temporales son aún muy reducidas. En un niño que ha vivido 7 años, el marco de referencia de un año es mucho más amplio y mayor en comparación con una persona que ha vivido 70 años. Gráficamente sería como si tomáramos una línea que representara el total de nuestra vida dividida en segmentos de tiempo relativo. La referencia subjetiva del tiempo sería mucho mayor en las personas que menos tiempo han vivido en comparación con las de mayor edad, en la que las escalas subjetivas de tiempo serían mucho menores y en consecuencia el tiempo parecería pasar más rápido.

Otro ejemplo de que nuestro cerebro procesa el tiempo de manera subjetiva lo tenemos en la sensación de que este transcurra más o menos rápido en función de lo que estemos haciendo y en nuestro estado de ánimo. Cuando por ejemplo estamos esperando a alguien sin hacer nada, el tiempo parece transcurrir más “lento”. Miramos el reloj una y otra vez, y parece que llevamos una eternidad esperando cuando a lo mejor no llevamos ni 10 minutos. Pero si nos ponemos en la piel de la otra persona que va a la cita y que está conduciendo un coche, el tiempo para esta pasa a mayor velocidad. Mientras conduce mira el reloj y ve que este pasa rápido y que por mucho que haga no va a llegar a la cita a tiempo.
Por regla general cuando nos aburrimos el tiempo parece pasar más lento, y cuando nos divertimos o hacemos cosas interesantes el tiempo se nos pasa volando.
En fin, el enigma del tiempo lo seguirá siendo por poco o mucho “tiempo”…Aprovecho ahora que estamos ya al final de otro año, que se me ha pasado volando, para hablar de nuestro tiempo ¿inexistente?…No sé, no tengo tiempo…
http://www.youtube.com/v/Ztgu1W5Ns1U&hl=es_ES&fs=1&

Anuncios


  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías