Espacio de Jesús

Archive for the ‘llamazares’ Category

IU afronta una de sus campañas más difíciles. Luchar contra el bipartidismo era una tarea titánica, antes incluso de que el Banco Popular restringiera sus créditos. A Gaspar Llamazares se le nota tenso, al punto de llegar a perder los nervios. “Tomo nota de que todas las preguntas son internas y negativas”.
¿Se juega IU la supervivencia en estas elecciones?
Estoy harto de esa pregunta. IU lleva jugándose la supervivencia cada convocatoria electoral y para algunos ya en las últimas elecciones no hubiera tenido grupo parlamentario ni grupo municipal, cuando fue la única fuerza que subió en la Comunidad de Madrid en votos y en escaños. Hay el deseo por parte de sectores muy importantes de este país de ahormar la representación política y convertirla en un bipartidismo, en una representación en blanco y negro que funde al gris. Nosotros lo que queremos es que este país siga teniendo una representación plural y que dentro de la pluralidad la aportación de IU a la izquierda sea indispensable. Yo creo que lo es. Es lo que más vivifica a la izquierda. Con un Gobierno del PSOE de Felipe González, tanto en el caso de mayoría absoluta como de mayoría con CiU, no hubiera habido ninguna de las leyes de esta legislatura, ni en materia de derechos civiles ni en derechos sociales, ni en suelo. Y tampoco la retirada de tropas de Irak se hubiera producido.
¿Y presentar al PP como el gran demonio no es hacer el juego al PSOE y contribuir a esa polarización?

Nadie del electorado de IU entendería que no fuéramos la fuerza política más firme frente a los excesos de la derecha, al mismo tiempo que una fuerza exigente en la izquierda. Nadie entendería que no tuviésemos esa estrategia. Nos reprocharían que estuviéramos en un plano secundario cuando la derecha desestabiliza la vida política o boicotea el proceso de paz, y que jugásemos un papel de equidistancia en la oposición al PSOE. Lo que quieren que hagamos con el PSOE es una oposición de izquierdas, que no se parece en nada a la oposición extremista del PP. Esa oposición exigente y, al mismo tiempo, constructiva es la que quieren nuestros electores.
Sin embargo, dentro de IU hay sectores que dicen que usted hace seguidismo del PSOE.
Si ellos estuvieran en la dirección de IU no harían otra política. Es más un problema de poder, de cómo se gestiona por parte de la minoría su propia posición, y en vez de hacer una gestión en clave influyente la hacen en clave de confrontación. En el período de gobierno del PP no existía otra estrategia, y tampoco hoy existe una estrategia alternativa dentro de IU. A menos que quiera suicidar definitivamente un proyecto como el nuestro, no creo que nadie propugne una equidistancia entre el PSOE y el PP.
¿Hubiera preferido que otra persona encabezara las listas de IU en estas elecciones?
Yo soy el coordinador general. Los compañeros pensaron además que era necesario ir a unas primarias. Me mostré dispuesto a ello y soy, en estos momentos, uno de los candidatos con más apoyo interno que se presentan a las elecciones.
¿Se ofreció en algún momento a Rosa Aguilar ser el cartel electoral?
No. Ella misma ha dicho públicamente que tenía un compromiso con la organización y con la alcaldía de Córdoba y que no estaba disponible en ese momento. Rosa es un gran valor de IU y de la mayoría de IU.
¿Cuentan con que Julio Anguita participe en la campaña?
En campaña se cuenta siempre con todo el mundo. Ahora bien, hay quien puede pensar que no está de acuerdo con la línea política y, por tanto, no quiere participar.
¿Está decepcionado con la deriva de Anguita en los últimos tiempos?
No. Yo tengo mucho afecto por Julio. Todo el mundo tiene derecho a acertar o a equivocarse. En mi opinión no ha acertado en la decisión sobre las primarias y creo que tampoco con la estrategia política a seguir en esta legislatura. Tiene una determinada orientación, sobre todo respecto a la política de alianzas, pero es legítimo que la defienda. Es un componente de la pluralidad interna de la organización y un elemento muy importante de su memoria.
¿En qué medida va a afectar a IU el recorte de los créditos bancarios para la campaña?
No va a afectar. Hemos hecho campañas electorales con cien y con cinco. Haremos la campaña en un hotel de cuatro, de tres o de dos. La haremos con la fuerza de nuestros militantes. En estos momentos estamos negociando con otras entidades bancarias, al margen del Banco Popular. Con 2,5 millones de euros haremos campaña y la haremos muy bien.
¿Cuáles son sus expectativas para IU?
Mis expectativas son ampliar el resultado electoral y el grupo parlamentario, a pesar de las dificultades de nuestro sistema electoral y la pérdida de escaños en determinadas provincias, como pueden ser Córdoba o Vizcaya. Nuestra idea es estar en torno a los siete diputados y ser con ellos decisivos para una mayoría de izquierdas, toda vez que va a ganar el PSOE -en eso no hay ninguna duda en las encuestas- pero no va a poder formar Gobierno en solitario. Si somos más fuertes tendrá que contar más con nosotros que con Durán Lleida y CiU. Eso va a ser bueno para España y para los intereses generales de los ciudadanos.
¿Estar por debajo de esos resultados pondrían en riesgo su continuidad como coordinador?
Ya lo dirá la Asamblea. Esa no es mi preocupación ahora, sino la campaña electoral.
A la vista del perjuicio que causa a IU el actual sistema electoral, ¿no hubiera sido inteligente condicionar el apoyo al PSOE al cambio de ese modelo?
Se votó en el Congreso a iniciativa del PSOE y de IU, y no lo sacamos adelante porque votaron en contra el PP y los nacionalistas. Ese era un compromiso adquirido que se cumplió, lo que pasa que no tuvimos la mayoría. Modificar la ley electoral requiera una mayoría reforzada. Contamos con la oposición del PP, que tanto habla de impedir la influencia excesiva de los nacionalismos, y de los partidos nacionalistas porque, si bien no son beneficiarios directamente, sí tienen más influencia con este sistema electoral.
Si IU logra ser decisiva, su idea es dar un salto cualitativo en su relación con el PSOE.
En esta legislatura el PSOE ha podido gobernar prácticamente a la carta: las leyes sociales con nosotros y las económicas con CiU y el PNV. La próxima legislatura, que es de consolidación, no va a ser así ni puede ser así. El Gobierno tendrá que decidir si plantea una alianza hacia la izquierda o hacia el centro derecha, y los resultados electorales serán muy influyentes. Si nosotros somos capaces de determinar una mayoría, tendremos más fuerza.
Y en su intención está formar parte del Gobierno. Usted lo ha dicho.
Yo he dicho que no tenemos ningún estigma por ser comunistas o por ser de IU en llegar a formar parte de un Gobierno. Hemos instalado esa cultura en el campo municipal; la hemos ampliado al campo autonómico y gobernamos Euskadi, Cataluña o Asturias. Ahora, ¿por qué no llegar a un acuerdo programático fuerte, gobernar en todo el Estado y compartir carteras? Si hay un acuerdo estamos dispuestos a gobernar con el PSOE.
¿Cuáles serían los puntos esenciales de ese acuerdo?
Vamos a ver qué da de sí una negociación sobre los programas. En las propuestas fundamentales de IU están las que tienen que ver con el empleo, con nuestra tradición redistributiva y social, la convergencia en gasto social con la UE, la vicepresidencia de sostenibilidad y la ley de ahorro y eficiencia energética, la ley de movilidad, la ley de plazos del aborto, el desarrollo federal del Estado y una fiscalidad justa. La propuesta que ha hecho el PSOE del cheque-regalo y las rebajas fiscales no acercan las posiciones de los dos partidos porque son injustas y nos dan un margen de maniobra estrecho para nuestros objetivos sociales y ambientales.
¿Le preocupa el tradicional llamamiento del PSOE al voto útil?
Si están desesperados, que no creo que lo estén, van a utilizar todas las armas. En política siempre espero que mi adversario utilice todas sus armas. Por tanto, lo del voto útil lo utilizarán pero nosotros, de hecho, hemos puesto en nuestros carteles que somos una fuerza útil. En esta legislatura hemos demostrado que quien ha hecho girar la vida política hacia la izquierda y quien ha levantado las banderas que ha abandonado el PSOE hemos sido nosotros. Lo hemos hecho pidiendo la retirada de tropas de Afganistán, la revisión del convenio con EEUU, con el aborto o la muerte digna, en las políticas sociales y en el medio ambiente. La tensión del voto útil no podrá ser superior a la que hubo el 14-M. Esa situación no la vamos a vivir en la vida. Además, la disyuntiva ahora no es involución o reformismo blando, sino si ese reformismo se hace con Durán Lleida y CiU y hay contrarreforma fiscal y no se dan pasos hacia el laicismo, o bien, se va hacia la izquierda y se profundiza en el cambio.
¿Qué posición mantiene IU respecto al proceso de ilegalización de ANV y el PCTV?
Es conocida. Discrepamos de las ilegalizaciones de partidos porque creemos que debilitan la legitimidad democrática en la lucha antiterrorista y porque tenemos un antecedente, que es la toma en consideración en el Tribunal de Estrasburgo de la denuncia de Batasuna por vulneración de derechos fundamentales; en ese sentido, puede ser temerario ir a una ilegalización adicional. En tercer lugar, no nos acerca a la paz porque confunde el sector abertzale radical con los violentos, cosa que no es igual, y no nos deja puentes abiertos para un futuro diálogo, que a mi me parece imprescindible en el fin del terrorismo, aunque tuviéramos que cambiar sus características. Tenemos que aprender de nuestros errores. El diálogo ya no será consecuencia de una tregua sino que será necesario un cese definitivo de la actividad armada, la negociación con los violentos tendrá que ser únicamente entrega de las armas y reinserción de presos y los aspectos políticos los negociaremos con fuerzas políticas representativas. Pero para eso tiene que haber fuerzas políticas representativas.
¿Apoya la propuesta de referéndum de Ibarretxe?
Es una propuesta legítima. En estos momentos no está planteada de manera inminente. Cuando se plantee decidiremos pero nosotros no tenemos ningún prejuicio sobre lo que decidan los vascos. La fuerza de la democracia es que cualquier cosa puede hacerse sin violencia.
¿Qué le parece la subida del paro en enero, que puede, según Zapatero, tener continuidad en este mes?
No estamos ante la catástrofe interesada del PP pero tampoco ante el país de las maravillas que dibuja el Gobierno. Estamos en una situación grave y seria, porque el aterrizaje es más brusco de lo que se preveía y porque no sólo tiene como componente la crisis internacional sino también un elemento interno que tiene que ver con las bases frágiles de nuestro modelo de desarrollo. Ha habido demasiada presencia de la construcción, de los servicios y del consumo interno junto a un modelo laboral precario, y ese modelo de desarrollo tiene límites evidentes. Hay que proteger a los afectados en materia de desempleo y acelerar el cambio a un modelo más productivo y más sostenible desde el punto de vista ecológico. Nos jugamos mucho.
Votaron a favor del canon digital; ahora reconocen que se equivocaron.
No. No teníamos mucha alternativa en relación a esa ley. Lo llamativo fue el desmarque el PP, porque todos fuimos llegando a un ten con ten en esa ley que a ninguno nos satisfacía plenamente. Decimos que habrá que revisar el modelo de canon, de tal manera que sea mucho más selectivo en relación a los soportes a los que grave y para que su gestión sea más transparente. El principio de que la propiedad intelectual se retribuye tiene que mantenerse mientras este país sea así.


  • Ninguna
  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías