Espacio de Jesús

Archive for the ‘informatica’ Category

Van a hacer ya casi tres meses que llevo funcionando con mi ordenador nuevo (Dell Vostro 220s). De momento va de maravilla y no tengo queja absoluta de él. Mis pensamientos iniciales eran que una vez que hubiera visto que el ordenador marchara bien, instalaría un segundo disco duro y pondría como sistema operativo en este la distribución de Linux más reciente que hubieran sacado de Ubuntu. Pero como digo, esto es lo que tenía previsto antes. He estado usando Windows Vista todo este tiempo y a pesar de todo el concepto negativo que tenía de este sistema, al final me ha acabado gustando. Haciendo algunos reajustes en él (por ejemplo quitando el molesto UAC) e instalándole una buena suite de seguridad, el manejo de Vista se me ha hecho sencillo.

W7_Support_Banner_es

Este mes ha salido como todo el mundo sabe Windows 7. En realidad esta última entrega de Microsoft es lo que debería haber sido y no pudo ser su antecesor. Pensé que había tenido un poco de “mala” suerte, por llamarlo de alguna manera, al comprar un ordenador nuevo y que por poco margen de tiempo no hubiera podido al menos probar este nuevo sistema operativo. Pero me lleve una sorpresa esta semana. Todo empezó al bajarme un programa para ver si mi ordenador era compatible con Windows 7 (Asesor de actualizaciones de Windows 7). Es un pequeño programa que te dice si tu ordenador tiene el hardware y software compatible para instalar Windows 7. Pues bien, lo bajé por curiosidad para ver si mi ordenador lo era. En el informe me salió que todo estaba perfecto, que todo el hardware era compatible y que solo uno de los programas que tenía instalados podría darme algún problema de compatibilidad. Pero lo que me llamó la atención fue una de las advertencias que me venían con un enlace. Era la siguiente:

actualizacionw7dell

Así que me dirigí a la página de Dell y encontré el llamado “Programa de actualización a Windows 7 de Dell”. Los requisitos eran, por un lado haberse comprado un ordenador Dell después del 26 de Junio de 2009, y que este tuviera instalado un sistema operativo que estuviera dentro de los elegibles en la lista que aparecía (Al tener Windows Vista Home Premium me correspondía la actualización a Windows 7 Home Premium).

Me llevé una agradable sorpresa. Tenía derecho a una actualización gratuita a este nuevo sistema y yo sin haberme enterado. Así que lo siguiente que hice fue rellenar un formulario en la web de Dell con mis datos (bueno, mejor dicho, con los de la empresa de mi mujer que fue donde se compro) y con los datos del ordenador. Dentro de unas semanas me envían así un Kit gratuito de actualización a Windows 7. Por lo que he leído son dos dvd, uno de ellos de Dell para preparar la actualización, y otro de Microsoft con la actualización del sistema.

Si alguien tiene un equipo Dell y todavía no se ha enterado de que puede actualizar gratuitamente su PC a Windows 7, pongo aquí el enlace.

Centro de asistencia para Windows 7 de Dell

Anuncios
Me había convencido desde hace tiempo que el día que tuviera que comprarme un ordenador nuevo lo haría por componentes y lo montaría yo mismo. Al final no ha sido así.
Mi PC llevaba fallándome unos meses. Se bloqueaba de repente y no acertaba cual podía ser la causa. Después de muchas pruebas llegué a la conclusión que era un problema en la Placa Base, ya que en teoría todos los componentes funcionaban correctamente(el disco duro, el microprocesador, la memoria, la tarjeta gráfica, la fuente de alimentación). Me iba a comprar una placa nueva para repararlo, pero lo curioso es que me llevé el ordenador a mi otra casa y desde que lo tengo allí no ha vuelto a fallarme. ¿Qué problema tiene?. La verdad que no lo se, lo único que se es que ahora funciona perfectamente. Y es que estos “bichos” muchas veces no hay quien les entienda…
Mi mujer me planteó la posibilidad de comprar un ordenador por su empresa, ya que al ser clientes habituales el precio es mucho más barato y les hacían ofertas especiales. Así que no me lo pensé dos veces y por 400 euros me he hecho con una buena máquina.
Es un DELL, modelo Vostro 220s. Lo de “s” es por “slim”(delgado), ya que la torre es más fina y pequeña que la de otros modelos. Puede colocarse tanto de forma vertical como horizontal, algo que me atrajo mucho la atención. Pero lo principal, por supuesto son sus características.
El procesador es un Intel Core 2 Duo E7500 (2,93 Ghz). Aunque los hay de mayor rango, para mis necesidades me sobra. De memoria RAM tiene dos módulos de memoria DDR2, uno de 2GB y otro de 1GB. No tiene tarjeta gráfica, sino un acelerador de gráficos integrado en la placa, el Intel GMA X4500 (HD). Por lo que he leido Intel ha mejorado mucho en el aspecto gráfico, pero sigue alejado de los fabricantes líderes como NVIDIA y ATI. De todas formas en el caso que fuera necesario se puede añadir la tarjeta que fuera precisa en el slot que tiene PCI express.
En cuanto a los componentes menos determinantes respecto al rendimiento, tiene un disco duro SATA2 de 320GB, Grabadora de CD/DCD, tarjeta de red y sonido Realtek.
La pega, como siempre, el Sistema Operativo, que es Windows Vista, pero esto tiene fácil solución. En cuanto lo tenga un tiempo de rodaje le instalaré un segundo disco duro que ahora mismo tengo como externo y le pondré la distribución más reciente de Ubuntu.
La mayoría de las fotografías que vemos por internet, revistas u otros medios de comunicación, suelen estar retocadas mediante programas informáticos especializados en el tratamiento y la edición de imágenes. El más conocido por todo el mundo es el famoso Photoshop de Adobe. Pero en el mundo del software libre existe una herramienta similar en eficacia y potencia, el denominado GIMP, que son las siglas de GNU Image Manipulation Program.
El manejo de estos programas requiere por lo general bastante conocimiento, y sobre todo un aprendizaje complejo. Sin embargo, el GIMP permite realizar a los más inexpertos y novatos en este mundo de la edición digital numerosos truquillos para retocar fotos e imágenes, sin tener que ser docto en la materia. Está claro que para sacarle todo el potencial a este tipo de programas hay que tener bastantes conocimientos, pero con conocer unas cuantas nociones y apliciones se pueden hacer bastantes cosas. Como siempre la red está plagada de tips y trucos que nosotros podemos llevar a cabo fácilmente sobre nuestras instantáneas.
El panel de control de GIMP ofrece a primera vista de forma intuitiva muchas de las herramientas que posee, que van desde el recorte o la selección de un área de la imagen para cambiar el color, la perspectiva o la escala, hasta lápices y pinceles para dibujar.
Un ejemplo de lo que se puede hacer con GIMP. Vamos a coger una fotografía con unos dientes amarillos y los vamos a poner blancos.
Lo primero que hay que hacer es delimitar a groso modo la zona de los dientes mediante la herramienta de selección libre.Después nos vamos a Colores-Tono y Saturación. Aquí elegimos el color amarillo y lo solapamos al valor 100. A continuación jugamos con los valores de tono, luminosidad y saturación hasta conseguir el color que deseemos.
Y conseguido. Unos dientes amarillentos los hemos convertido por arte de magia en blancos como la nieve. Existen un montón de tips como estos, que puede utilizar cualquiera fácilmente sobre sus fotografías. Eliminar manchas de la piel, poner los labios más rojos, los ojos más blancos y brillantes, etc es tarea fácil con GIMP.
Aunque GIMP viene por defecto instalado en la mayoría de las distribuciones Linux, existe por supuesto una versión para los usuarios de Windows, que se puede descargar gratuitamente desde cualquier portal de programas como Softonic.

http://www.youtube.com/v/tIqFLp0oduY&hl=es&fs=1&
A finales del mes de Mayo pasado se lanzó la última versión estable oficial de la Suite OpenOffice, la alternativa del software libre a Microsoft Office, así que decidí instalarla para probar. No es que me fuera mal con la versión 2.4 que viene por defecto en la instalación de Ubuntu Hardy, pero las nuevas versiones que van saliendo, a parte de traer mejoras, también van siendo compatibles con muchos nuevos formatos, como por ejemplo pueden ser los archivos de MSO Word 2007, cada vez más usado por los usuarios.

Busqué por Internet la forma más adecuada para actualizar a la nueva versión de OpenOffice en mi distribución de Ubuntu, y comenzaron a surgir las dudas. Hacerlo mediante los repositorios parecía que funcionaba bien en Jaunty e Ibex, pero no en Hardy (por los comentarios de muchos usuarios que leí, daba problemas). Entonces encontré un tutorial bastante bueno e ilustrado que explicaba como instalar OpenOffice 3 en Ubuntu 8.04, bajando el programa de la página oficial. Parecía bastante sencillo de hacer, e imaginé que si valía para OpenOffice 3 también debería de servir para la versión 3.1, así que me puse manos a la obra. La instalación no fue de “manual” propiamente dicha, ya que me surgieron imprevistos que no esperaba, pero al final lo instalé, casi a martillazos, pero conseguí instalarlo.

Lo primero que hice antes de nada fue desinstalar la versión 2.4 (algo que puede parecer obvio, pero a los que no sabemos mucho de informática nos lo tienen que decir). Se puede hacer de diversas formas: Abriendo el Gestor de paquetes Synaptic y desinstalar los distintos paquetes de OpenOffice, o de una manera más sencilla (la que hice yo para no complicarme la vida), abriendo un Terminal y escribiendo un “apt-remove” para proceder a la desinstalación.

sudo apt-get remove openoffice*.*

El segundo paso fue ir a la página oficial de OpenOffice y bajarme el programa. Tenemos que bajarnos el paquete adecuado para nuestro sistema, ya que hay distintas variantes para las numerosas distribuciones de Linux como se puede observar en el siguiente enlace(Linux RPM, Linux DEB, Linux 64…)
http://download.openoffice.org/other.html#es
En el caso de Ubuntu hay que descargar el Linux DEB, y por supuesto en el idioma que se vaya a utilizar, en mi caso en español.
http://openoffice.bouncer.osuosl.org/?product=OpenOffice.org&os=linuxinteldeb&lang=es&version=3.1.0

En tercer lugar, una vez descargado el programa en la carpeta que hayamos elegido, debemos descomprimirlo. Al descomprimir el archivo Ooo_3.1.0_LinuxIntel_install_es_deb.tar.gz nos queda la carpeta DEBS.
Y aquí me surgió el siguiente problema. Según el manual que estaba siguiendo, en este punto debía abrir un Terminal y escribir primero el comando cd seguido de la ruta de la carpeta, y después el comando sudo dpkg –i *.deb para realizar la instalación. Pero no lo hacía, simplemente me lanzaba el siguiente mensaje de la pantalla.
Intenté buscar alguna solución a esto, pero no encontré nada. Dentro de la carpeta DEBS había muchos paquetes .deb, así que decidí instalarlos uno por uno. Pero el problema de esto era que no se podían instalar indiscriminadamente en el orden que estaban en la carpeta, ya que aparecían errores de dependencia, es decir, que para poder instalar un paquete .deb, antes tenía que estar instalado el primero del que dependía.
Probando encontré que el primer paquete que debía ser instalado era el último que aparecía en la carpeta, el openoffice.org-ure. En segundo lugar debían ser instalados los paquetes ooobasis3.1-core01, ooobasis3.1-core02, ooobasis3.1-core03, sucesivamente hasta el core07. Una vez instalados estos ya se podían instalar los demás paquetes en orden de aparición, pues se satisfacían todas las dependencias.
Por último solo quedaba entrar en la carpeta desktop-integration, e instalar el paquete openoffice.org3.1-debian-menus_3.1-9399_all.deb
Y listo¡¡¡. OpenOffice 3.1 ya estaba instalado. La verdad es que me ha llamado mucho la atención la interfaz gráfica de esta nueva versión, con un color gris bastante obsoleto similar al de los primeros Office del Windows 98. Pero bueno, lo importante es que funciona bastante bien, aunque estéticamente no sea del agrado de todos.

No es que a estas alturas haya descubierto nada nuevo, ni mucho menos, pero me gustaría comentaros una alternativa para tener en cuenta a la hora de instalar un nuevo disco duro en cualquier ordenador. Y esta puerta nos la abren las carcasas de disco duro.
Aunque la mayoría de los ordenadores que venden hoy día vienen con un disco duro particionado (en la que una contiene el sistema y la otra una copia de seguridad y espacio para meter datos) este puede fallarnos por cualquier circunstancia y darnos al traste con todo lo que tengamos en él. Por eso siempre se aconseja tener instalado dos discos duros en un ordenador, uno para el sistema de menor tamaño, y otro de mayor tamaño para guardar backups, una imagen del disco anterior con el sistema y los programas, y archivos de todo tipo (fotografías, películas, música,etc…).
Y aquí viene el dilema que nos surge, ¿Compramos un disco duro interno o externo?. Para los que poseen un ordenador portátil las opciones quedan reducidas a un disco duro externo, pero para los que tienen un PC de sobremesa ambas opciones pueden ser válidas, aunque muchas personas optan por un disco duro externo antes que uno interno por no atreverse a abrir el ordenador y montarlo ellos mismos. Yo en mi caso, el día que tuve que decidir ponerle un segundo disco duro al ordenador, elegí la opción de montar un disco duro interno de sobremesa. La ventaja de un disco duro interno es que una vez montado nos despreocupamos totalmente de él, y que la velocidad de transmisión de datos es muchísima más rápida que la de un disco externo normal. Pero…¿Y si queremos poder llevar nuestros archivos y datos de un lado a otro y poder tenerlos a mano en cualquier ordenador que no sea el nuestro?, ¿Me tengo que comprar un nuevo disco duro externo?. Pues no hace falta, ya que podemos transformar cualquier disco duro interno que tengamos, independientemente del tipo que sea y del tamaño que este tenga, en un flamante disco duro externo que podemos utilizar en cualquier ordenador que posea un puerto USB 2.0.
Y esto es lo que acabo de hacer yo con dos discos duros totalmente distintos y de procedencia tan dispar como os comento a continuación.
El primero de ellos es un disco duro de 3,5” SATA2 de 250 Gb que tenía instalado como segundo disco duro interno en mi ordenador de sobremesa. Para este disco compré una carcasa de disco duro compatible con discos SATA de 3,5”. El kit incluye la carcasa, un cable USB, fuente de alimentación y los tornillos para el esamblaje. El montaje del disco en la carcasa no tiene la mayor complicación. Simplemente hay que abrir la carcasa, insertar la conexión del disco duro en el panel frontal, fijarlo al interior con los tornillos, y por último ponerle la tapa exterior (también atornillándola).
El segundo disco duro es de un portátil antiguo que tenía y que hace tiempo dejó de funcionar ya que se le quemó la conexión de la placa base al cable de alimentación externa (repararlo me salía lo mismo que comprar uno nuevo). Es un disco duro de 2,5” IDE de 80 Gb. A este pues le compré una carcasa compatible con discos IDE de 2,5”. Este es mucho más simple que el anterior, ya que no necesita fuente de alimentación, simplemente hay que conectarlo a dos puertos USB y listo. La instalación también es mucho más sencilla, ya que solo hay que conectar el disco al frontal (no hace falta atornillarlo por dentro).
Al ser ambos discos duros ya utilizados no he tenido la necesidad de formatearlos ni realizar ninguna partición sobre ellos. Pero si se hiciera esto con cualquier disco duro nuevo se particiona y formatea el disco igual que cualquier otro, según claro, el sistema operativo que se utilice, y como lo queramos gestionar.

Ventajas de las carcasas de disco duro:
-Como ya cite anteriormente, existen carcasas de todo tipo que convierten cualquier disco duro interno en un disco duro externo, ya sean SATA o IDE, de 3,5” o 2,5”. Así que tenemos la posibilidad de esta transformación si deseamos hacerla, o bien con un disco duro nuevo que compremos, o bien con un disco duro ya utilizado o procedente de otro ordenador que ya no funcione (y que no sea por culpa del disco duro, claro está).
En el caso contrario, es decir, si tuviéramos un disco duro externo (comprado como tal) y lo quisiéramos convertir en disco interno, la cosa no sería ya tan sencilla, ya que muchos discos duros externos son incompatibles para ser usados como disco duro interno.
-Precio más económico: Comprar un disco duro interno y una carcasa compatible para montarlo nosotros mismos, siempre nos va a salir mucho más barato que comprar un disco duro externo. Podéis comprobarlo mirando los precios en cualquier tienda de componentes de informática. Por ejemplo, en la tienda donde yo he comprado las carcasas, un disco duro interno de 500 Gb cuesta el más barato 52 Euros, y la carcasa más barata que le viene bien vale 17 Euros. En total, 69 Euros. Sin embargo, el disco duro externo más barato de 500 Gb sale por 85 Euros. Son 16 Euros más simplemente por no tener que apretar unos cuantos tornillos.
-Podemos tener todos nuestros archivos y datos disponibles para llevarlos al equipo que queramos, cosa que con un disco duro interno fijo no podemos hacer. Además, si tenemos en nuestro disco una imagen del sistema operativo lo podemos utilizar también como disco principal del sistema y trabajar desde él.

Inconvenientes:
-Velocidad de transmisión de datos mucho menor: Un disco duro interno conectado a su puerto correspondiente de la placa base tiene una velocidad de transmisión de datos mayor que si está en una carcasa como disco externo. Un disco SATA2 tiene una velocidad de 3 Gb/segundo, y un SATA1 la mitad, 1,5 Gb/segundo. Sin embargo en una carcasa conectado a un puerto USB 2.0 la velocidad no supera los 480 Mb/segundo. Pero para eliminar esta diferencia de velocidad en los ordenadores más modernos (y por ende, en las carcasas más modernas) existen unos puertos denominados eSATA, que hacen la que la velocidad de transmisión de datos sea de 3 Gb/segundo. Estos puertos, como digo, los tienen solamente los ordenadores más recientes, y las carcasas de disco duro que lo incorporan a parte del USB 2.0 son más caras de precio.
-Calentamiento del disco duro: Aunque las carcasas disco duro están hechas de un material conductor que actúa como disipador, por lo general el disco duro suele sufrir temperaturas más elevadas que si lo tuviéramos puesto en una bahía dentro del ordenador con su ventilador delante. Para evitar este sobrecalentamiento que a la larga nos puede repercutir en la vida del disco duro, se recomienda tenerlo apagado cuando no lo estemos utilizando. Pero el problema lo tendríamos si hiciéramos un uso continuo del disco y no pudiéramos prescindir de él.
-Conflicto al desconectar el disco duro: Desconectar el disco duro de forma inadecuada no sólo nos puede acarrear la pérdida de datos, sino que también en el peor de los casos puede dañarnos el disco duro de forma irreversible. Dependiendo del sistema operativo que utilicemos existen distintas formas de apagar el disco duro y extraerlo. Aunque la mayoría de las carcasas traen un interruptor para apagarla y encenderla cuando deseemos, debemos tener mucho cuidado si lo que queremos hacer después es retirar la unidad. En las distribuciones de Linux se recomienda desmontar el o los volúmenes de la unidad (según tengamos en el disco una o varias particiones) y apagar el interruptor antes de extraer el cable del disco del puerto USB. En Windows se recomienda utilizar la opción “Quitar hardware con seguridad”. Pero para no tener este tipo de problemas, sea el sistema operativo que sea, lo mejor es que si queremos desconectar nuestro disco duro siempre lo hagamos con el equipo apagado y desconectado de la corriente eléctrica.

En conclusión: A la hora de instalar un nuevo disco duro siempre es bueno contar con la alternativa que nos ofrecen las carcasas. Como ya he citado anteriormente, las hay para todo tipo de discos duros, y nos ofrecen las posibilidades y las características que queramos (hay carcasas simples, multimedia, con puertos eSATA,…). Podemos utilizarla para reciclar discos duros ya utilizados o con discos duros nuevos que compremos (nos va a salir más barato un disco duro y una carcasa que montemos nosotros, que un disco duro externo), y siempre con la posibilidad de poder utilizar esos discos duros como internos en el momento que queramos volver a ponerlos así.

El pasado día 23 de Abril se lanzó la última versión oficial de Ubuntu, la 9.04, denominada Jaunty Jackalope. Aunque sigue sin ser una versión de larga duración (LTS) como la 8.04 Hardy Heron que se lanzó el año pasado (la cual uso actualmente), Ubuntu sigue imparable su evolución y en esta última se pueden observar muchas novedades. No tenía, ni tengo por supuesto intención de actualizar mi equipo con esta nueva entrega. Pero la curiosidad me ha podido y me he descargado esta versión para al menos probarla en modo Live CD. Me bajé el archivo de imagen (.iso) correspondiente a mi equipo, la PC Intel x 86 Desktop, y la quemé en un CD con la aplicación Brasero (el equivalente al Nero en Linux).

Lo primero a destacar de Jaunty es que utiliza la última versión de entorno de escritorio Gnome, la 2.26. Las diferencias con la versión anterior tampoco son muy notables. Así a primera vista lo unico que he visto es la aparición de nuevos temas, como el Darkroom, el Dust, el Dust Sand y el New Wave, aunque algunos de ellos ya estaban en Intrepid Ibex.También incluye las últimas versiones de las aplicaciones más utilizadas en Linux, como el Openoffice 3.01, el GIMP 2.6 (programa de manipulación de imágenes similar a Photoshop), el Pidgin 2.5.5 (la mensajería instantánea), el Firefox 3.08, etc…, aunque todos estos programas pueden actualizarse desde cualquier versión anterior de Ubuntu.Otra gran novedad a destacar en Jaunty es la aparición de una nueva herramienta de administración, el Computer Janytor. Es una aplicación encargada de eliminar de nuestro equipo paquetes de instalación de programas obsoletos y de realizar recomendaciones para cambiar configuraciones y mejorar el rendimiento del sistema. Sería algo parecido a un “CCleaner” en Windows, salvando las diferencias por supuesto.Y por último, una de las novedades más importantes que aparecen en la versión Jaunty, es la aparación de un nuevo sistema de archivos, el Ext4. Aunque se sigue usando por defecto el sistema Ext3, se pueden formatear las particiones y pasarlas a Ext4. Al probar la versión Live CD no he podido realizar por mi mismo la transacción a este nuevo formato, pero buscando información sobre este nuevo sistema Ext4 me ha sorprendido ver la gran cantidad de ventajas que ofrece:
-Se reporta que el inicio del sistema es mucho más rápido.Por ejemplo mientras un equipo con Ubuntu 8.10 con EXT3 inicia en 30 segundos, el mismo con Ubuntu 9.04 con EXT4 inicia en 21 segundos. Esto es importante ya que algunas veces queremos tener acceso rapido al PC sobre todo en los laptops y netbooks.
-Fácil Migracion. Se puede actualizar un sistema de archivos EXT3 a EXT4 sin problemas, utilizando herramientas que provee el sistema.
-Sistema de Archivos mas Grandes. Últimamente los usuarios deben manipular archivos muy grandes, por ejemplo archivos de películas que van desde los 700MB hasta los 8GB y comenzaremos a ver archivos a un mas grandes, para esto el sistema EXT4 soporta ahora archivos de 16TB y 1EB máximo de tamaño de una particion (EXT3 solo soportaba archivos de 2TB y sistema de archivos de 16TB).
-Mayor Numero de Subdirectorios. EXT3 soportaba “solo” 32000 subdirectorios, mientras EXT4 no tiene limite.
-Bloques de Archivos en Bloque. A diferencia de EXT3 donde los archivos se almacenaban en bloques de 4KB, ahora es posible almacenar el archivo en extensiones de bloques de n bytes, esto permite al archivo no estar partido en pequeños bloques de 4KB, si no en bloques de diferentes tamaños los cuales son una secuencia de bloques que estaban libres, esto permite mejorar la velocidad de creación de los archivos.En conclusión, Ubuntu 9.04 Jaunty Jackalope es un sistema operativo que merece la pena probar por aquellos que aún no conocen el mundo Linux, y a los que ya tenemos algo de experiencia en él nos sirve para ir conociendo las nuevas novedades que se van incluyendo para futuras versiones.
Como siempre, un sistema bastante fácil de instalar (para prueba de ello aquí va el siguiente videomanual), y el que no lo prueba hoy día es porque no quiere…
http://www.youtube.com/v/zVmpTQW_fP8&hl=es&fs=1

Ubuntu cumple cinco años en pleno éxito de su sistema operativo

Acaba de cumplir cinco años de vida y es, de lejos, la versión más popular del sistema operativo Linux. Ubuntu, una palabra africana que significa “soy porque nosotros somos”, con unos ingresos anuales de 30 millones de dólares, está a punto de ser rentable, y planta cara a Windows en los países en vías de desarrollo. España fue la primera comunidad que creyó en Ubuntu.
Surafricano, millonario y el segundo turista espacial, Mark Shuttleworth, es el artífice del milagro Ubuntu. Su empresa londinense Canonical Ltd, ahora con 220 empleados, ha creado un producto que usan unos 100 millones de personas. Es imposible saber cuántas exactamente porque su respeto por la privacidad le impide instalar programas que avisen a la empresa de quién lo usa.
Ubuntu tiene más de un secreto de su éxito, pero el primero es que no cuesta nada; es gratuito para todo el mundo, lo que la diferencia de otras distribuciones GNU/Linux, como Red Hat, que tienen una versión más completa, de pago, para las empresas. Ubuntu se ha centrado en los escritorios, el talón de Aquiles del software libre, debido a la preeminencia de Windows en este campo.
El negocio de Canonical se basa en el soporte a las compañías que usan Ubuntu, como la personalización del software o el mantenimiento de los servidores. Otra gran fuente de ingresos son los fabricantes de ordenadores, como IBM o Dell, que venden sus máquinas con Ubuntu preinstalada. Canonical les cobra las tareas de ingeniería para adaptar el software.
Entra en las empresas
No fue hasta 2006 que Ubuntu sacó su versión para servidores corporativos y desde entonces no ha parado de crecer en las pequeñas y medianas empresas. Según un reciente estudio de la consultora Red Monk, en 7.000 compañías que emplean software libre, la mitad europeas, el 80% usa Ubuntu. Debian es la segunda, con un 30%.
Debian es la distribución madre de Ubuntu y ambas se nutren de los desarrollos propios. Los expertos consideran a Debian la mejor distribución de Linux, pero no tiene ninguna empresa detrás, funciona gracias a una amplia y potente comunidad de voluntarios. Y éste es el segundo secreto del éxito de Ubuntu: ha añadido una interfaz amigable a la supremacía técnica de Debian.
Para una compañía acostumbrada a trabajar con un proveedor, hacerlo con una comunidad es complicado. “Debes ponerle delante una empresa que diga: yo te encapsulo el trato con la comunidad y te doy garantías”, explica Antonio José Sáenz, director de tecnología de Isotrol, el único socio de Ubuntu en España. Isotrol es una compañía de innovación tecnológica nacida en 1984, con clientes en los sectores de energía, agua, industria, medio ambiente y Administración.
“Aun siendo superior técnicamente, el problema de Debian era que no daba soporte comercial y no había una empresa detrás que garantizase, bajo contrato, unos ciclos de desarrollo y mantenimiento a largo plazo. La jugada maestra de Shuttleworth fue convertir estas deficiencias en oportunidades”, afirma Sáenz. Otro punto débil, que Canonical ha asumido, era certificar que el software funcionaría con la mayoría de las máquinas.
Para Sáenz no es una sorpresa que pronto Ubuntu sea rentable. “Para mí ya es rentable ahora”. Isotrol ha instalado la distribución Guadalinex, basada en Ubuntu, en más de 2.000 centros educativos de Andalucía. También Linex y Lliurex, presentes en muchas escuelas españolas, están basadas en Ubuntu. “La comunidad de Ubuntu es más joven que la de Debian y esto hace más fácil para el novel entrar en ella porque están al mismo nivel de conocimientos”, explica Luis López, de Ubuntu-es; ésta es la mayor comunidad hispana de usuarios. “Natxo Morell creó la página antes de salir la primera versión pública de Ubuntu. De hecho, el resto de dominios locales, como ubuntu-fr.org, ubuntu-de.org o ubuntu-fi.org, los registró Canonical cuando empezó con la idea de las comunidades locales, pero al llegar a Ubuntu-es.org se llevaron una sorpresa”, explica López.
Los foros y medio millar de páginas de documentación en español que aloja el sitio reciben cada día más visitas. Dos millones de visitantes únicos en los últimos tres meses. La web tiene 170.000 miembros registrados y 400 personas de media conectadas simultáneamente.
Esta entusiasta comunidad es el tercer secreto de Ubuntu. Cuenta en todo el mundo con 5.000 voluntarios dedicados a promover su uso y 38.000 que traducen la distribución a multitud de idiomas. La mayor parte de esta comunidad está en Europa, pero la simpatía se extiende por todo el mundo. Cae bien, como en su momento le sucedió a Google y otros. De hecho, los empleados de Google usan una versión modificada de Ubuntu, el Goobuntu.

Cuatro ventajas y dos inconvenientes

A favor. Fácil de instalar. Tiene un sistema que funciona de guía, paso a paso, para hacerlo de forma automática. Se puede instalar como otra aplicación de Windows. Para probar, existen CD (llamados LiveCD) que permiten usar Ubuntu sobre de Windows.

A favor. Fácil de usar. Gráficamente es parecido a Windows: escritorio, menús, ventanas, aplicaciones por defecto como navegador (Firefox), editor de documentos (OpenOffice), programas de correo, de mensajería, grabador de CD y DVD.

A favor. Cada seis meses se lanza una nueva versión y, cada dos años, otra que tiene soporte a largo plazo en seguridad y fallos. Esto facilita que problemas que había en anteriores versiones se solucionen rápidamente y el sistema no se quede obsoleto.

A favor. Hay una gran comunidad de personas que lo usan, por lo que pueden ayudar a solucionar todo tipo de problemas.

En contra. Algunos programas no tienen su réplica en Ubuntu. Arquitectos o fotógrafos están entre los más afectados por esta falta de adaptaciones.

En contra. Algunos portátiles dan problemas con Linux porque están diseñados para ir bien sólo con Windows. Aun así, Ubuntu es la distribución que más atención presta a este aspecto.

Fuente: El País



  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías