Espacio de Jesús

Archive for the ‘historia’ Category

El lunes pasado se presentó en los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid una demanda contra el Sr. Luis Pío Moa Rodríguez por injurias y humillaciones verbales contra las victimas de la dictadura franquista.
El caso de Pío Moa es uno de los muchos que hay sobre “transexualidad ideológica” o más bien “travestismo político”, como los de Jiménez Losantos, César Vidal, etc…(en Todoslosforos, en la sección de Noticias-España también hay ejemplos muy curiosos de este fenómeno transformista).
Moa pasa de antifranquista, militante del Partido Comunista y terrorista del GRAPO en su fase de “gusano”, a periodista, ensayista, historiador y revisionista de la II República, la guerra civil y el franquismo en su fase de “capullo”. En la fase actual de “mariposa” es un capitalista al servicio de los medios editoriales y propagandísticos de la ultraderecha conservadora. Uno puede ver sus artículos coprofílicos en Libertaddigital, o si tienen estómago y ganas de gastarse el dinero pueden comprarse uno de sus libros de cabecera fascista, manuales imprescindibles para el buen patriota español.
En “Los años de hierro”, uno de los últimos libros engendrados, o mejor dicho, defecados por la pluma de este pseudohistoriador, hace las siguientes afirmaciones:

-“Franco no liquidó a los rojos, los escarmentó”
-“La dictadura de Franco nació de una guerra provocada por las izquierdas, que por desgracia conservan demasiados ramalazos de aquella época. Pretendió al principio ser una alternativa, no sólo a la revolución, sino a la democracia liberal, pero, a pesar de sus éxitos económicos y otros, su receta se fue agotando ella sola, y al final, en el seno mismo del régimen, se impuso la salida democrática…”

-“La democracia en España viene del franquismo, no de la oposición al franquismo. Gracias a su evolución, a la situación de prosperidad y a que estaba olvidado el pasado, fue posible la Transición en España”

-“Se nos han presentado aquellos años como de ambiente lóbrego y triste, cuando la gente estaba contenta por el final de la guerra”

-“Franco quería mantenerse en el poder, pero porque veía que era la única alternativa para mantener la paz”

-“Los dirigentes republicanos exiliados estaban ocupados debatiendo en torno al dinero que se habían llevado”

-“Cuando Franco muere, en la cárcel no hay ningún demócrata”

-“La vida cultural era entonces mucho más interesante de lo que es ahora”

-“Franco dejó un país próspero y modernizado…”
“aquellos que hoy defienden la Ley de la Memoria Histórica se identifican con los criminales”

Entre las opiniones homófobas y machistas de Moa destacan las siguientes:

-“En la exhibición homosexual interviene el negocio, por supuesto, pero también otro sentimiento más turbio: la necesidad de muchos, que no asumen su tara, por verla lo más extendida y abierta posible: mal de muchos, consuelo de tontos.”
-“Muy lentamente nos vamos percatando de hasta qué punto la función tradicional de la mujer es esencial para mantener la cohesión familiar, la transmisión de la cultura y, en general, la salud mental colectiva. Y no hay que ser ningún lince para ver la relación entre la ideología feminista y la disgregación de la familia…”

El gobierno de la nación no escapa ni mucho menos a las criticas de este neofascista reconvertido en su libro “El iluminado de la Moncloa y otras plagas”

-“Tenemos un Gobierno que es anticonstitucional, por lo tanto, ilegal y, por lo tanto, delincuente. Un Gobierno al que, en mi opinión, no hay obligación de obedecer; es más, contra el que habría que organizar la desobediencia civil”
-“ETA se encuentra contenta con el Gobierno porque está cumpliendo con los objetivos de la banda terrorista, es decir, liquidando la Constitución de 1978 y hundiendo la unidad de España”

Es un insulto para la Historia y los historiadores que este sujeto se denomine Revisionista histórico. Es solamente un manipulador de tres al cuarto que quiere ganarse la vida dándole de comer a los nostálgicos del antiguo régimen las viandas que más les gustan.

http://www.youtube.com/v/s9FMmgurReI&rel=1

Ayer se cumplieron 40 años de la muerte de Ernesto Che Guevara, ejecutado en Bolivia por la CIA. Su muerte no hizo más que engrandecer la figura de este gran personaje del siglo XX. Su imagen, una de las más representadas, y la mítica frase de Emiliano Zapata “Prefiero morir de pie que vivir siempre arrodillado”, han llegado a todos los rincones del mundo. Para unos un criminal, para otros, un salvador.
El Che nació en una familia aristócrata y adinerada de Argentina. Ernesto fue siempre un rebelde, y ya en su juventud tuvo las primeras desavenencias con su familia al ser peronista y contrario a los intereses de las clases más altas. Sus sentimientos antiimperialistas comenzaron a surgir también en su juventud, influenciado por el antiamericanismo general que se vivía en Argentina por aquellos tiempos.
Estudió Medicina en la Universidad de Buenos Aires, especializándose en alergología por querer conocer más a fondo la enfermedad asmática que siempre tuvo desde pequeño. Fue un gran apasionado de la Filosofía, y admirador de las obras de Marx.
Con 22 años comienza a viajar por Argentina y Latinoamérica, donde toma contacto con las clases más desfavorecidas y se da verdaderamente cuenta de las grandes desigualdades e injusticias que asolan Latinoamérica. Hugo Pesce, un médico peruano marxista, fue el que más influyó en la mentalidad y las ideas futuras del Che.
En Guatemala , durante 1954, conoce a su primera esposa, con la que luchó contra el ejercito de Castillo que iba a dar un golpe de estado apoyado por los norteamericanos. Huyó a México, donde conoció a los Castro, que habían sido liberados de la cárcel cubana por Batista, tras haber atacado un cuartel general. Fidel era un icono nacional, y formó el movimiento 26 de Julio para derrotar la dictadura cubana de Fulgencio Batista. Fidel le propuso al Che formar parte del movimiento como médico. Durante el adiestramiento que tuvieron en México, el Che comenzó a destacar entre los demás, convirtiéndose en uno de los líderes.
El 2 de diciembre de 1956 parten a Cuba en el barco “Granma” (de aquí el nombre del diario oficial cubano de la actualidad). Tras un desembarco desastroso, los guerrilleros que quedaron vivos se reunieron en Sierra Maestra para preparar la revolución. Paradójicamente estaban apoyados por USA en un principio para acabar con la dictadura de Batista, y Fidel empezó a ganar la batalla propagandística gracias al apoyo de los medios de comunicación americanos. Por la gran labor que estaba haciendo el Che en el frente, Fidel lo asciende a Comandante. Tras numerosas ofensivas del ejército de Batista para mermar efectivos, los guerrilleros salen victoriosos. A finales de Agosto del 58, las columnas comandadas por el Che y Cienfuegos parten hacia Santa Clara, y hasta finales de año no se produjo la ofensiva final en la que controlaron esta importante ciudad que le habría el camino hacia La Habana.
A principio del 59 la oposición toma el poder, formándose un gobierno moderado y anticomunista en principio, que poco a poco se fue desplazando. Fidel Castro era Comandante en jefe de las fuerzas armadas, y el Che ejerció numerosas funciones, desde Ministro de Industria a Presidente del Banco Nacional (cargo en el que se negó a cobrar el elevado salario que le era ofrecido), y representante de exteriores en los encuentros que Cuba mantuvo con la URSS. El Che era partidario de instalar un sistema socialista en la Isla, y buscar ayuda en la URSS para enfrentarse a los americanos.
La CIA comenzó a organizar rápidamente a grupos guerrilleros anticastristas. En 1961 se produjo el ataque a Bahía Cochinos. Después del fracaso Kennedy se negó a mandar al ejército para un ataque aéreo. En plena guerra fría, la URSS estaba dispuesta a armar atómicamente a Cuba, pero se llegó a un acuerdo por el que los americanos se comprometían a no invadir la isla.
El Che organizó numerosos movimientos guerrilleros por toda Latinoamérica para luchar contra las dictaduras y el imperialismo, desde Guatemala, Nicaragua, Perú, Colombia y Venezuela hasta Argentina. Todas las guerrillas fueron un fracaso. Probó suerte también en África, donde se marchó a la lucha abandonando todos los cargos que tenía en el gobierno cubano.
Finalmente en 1966 parte a Bolivia para armar la guerrilla contra la dictadura del General Barrientos, y creo el Ejercito de Liberación Nacional de Bolivia. La CIA mandó efectivos para la captura del Che en Bolivia. En uno de los combates fue herido y apresado. Lo trasladaron al poblado de la Higuera, donde el 9 de Octubre de 1967 fue fusilado por orden de un agente de la CIA. Aquí acabó su historia en vida, pero nació la leyenda y el mito del Che.
La fecha del 23 de Octubre de 1940 quedó marcada con uno de los sucesos más paradójicos de la historia de España. La reunión que mantuvieron Francisco Franco y Adolfo Hitler en la localidad fronteriza hispano-francesa de Hendaya ha sido debate de muchísimas controversias. Las consecuencias de esta reunión en la historia todos lo sabemos, España no entró en la II guerra mundial, pero, ¿Cuáles fueron las verdaderas causas? A esta pregunta siguen muchas otras, ¿Quién provocó esta reunión?, ¿Cuáles eran los verdaderos intereses de Franco y Hitler?, ¿En que circunstancias se encontraba España en esos momentos dentro del orden mundial?, ¿Fue la astucia del dictador la que nos salvo de la guerra, o fue su tiranía y delirios de grandeza? La admiración que Franco tenía por el III Reich nunca había sido ningún misterio. Aunque la postura de España era en esos momentos de “no beligerancia” y partidaria de mantener buenas relaciones con el Reino Unido, el dictador envió una carta a Adolfo Hitler a finales de la primavera de 1940, en la que ensalzaba las victorias militares que el Führer había obtenido en la campaña europea. En los párrafos finales, Franco concluía con las siguientes palabras: “no necesito decirle cuán grande es mi deseo de no permanecer lejano a sus preocupaciones y cuánta sería mi satisfacción por rendirle en cualquier ocasión los servicios que le parezcan más valiosos”. Con estas palabras el Caudillo dejaba totalmente clara la decisión de involucrar a España en la guerra. Europa vivía momentos muy difíciles y España su primer periodo cruento de postguerra. Las tropas alemanas acababan de invadir Francia. Los deseos de Hitler eran derrotar a Inglaterra lo más pronto posible, y para ello, necesitaba la cesión de las Islas Canarias por parte de España, y el control del estrecho de Gibraltar. El encuentro de los dictadores se produjo en un vagón del tren alemán “Erika”. Hitler llegó a las tres y veinte de la tarde a la estación de ferrocarriles de Hendaya. Franco, como las buenas novias en las bodas, se hizo esperar, y llegó diez minutos más tarde, mientras el Führer esperaba impaciente a pie de estación. Se reunieron, por parte de España, Francisco Franco y Serrano Suñer, y por parte de Alemania, Adolfo Hitler y Von Ribbentrop, cada delegación con sus respectivos interpretes.
La entrevista la comenzó el Caudillo manifestando la satisfacción que le producía su primer encuentro con el Führer y agradeciéndole la ayuda que le habían prestado los alemanes al movimiento nacional español durante le guerra civil. Hitler responde la satisfacción mutua y alaba las gestas de Franco en su derrota al comunismo en España.
Hitler empieza a detallarle a Franco los motivos por los cuáles se había visto forzado a comenzar la guerra, y la favorable situación en la que se encuentra Alemania, preparada para comenzar el ataque a Inglaterra. El control de los puntos neurálgicos de Gibraltar, Marruecos y Canarias era fundamental para Alemania. Franco comenzó a exponer sus pretensiones para implicar a España en la guerra. Exigía a Alemania ayuda militar y económica, quedarse con Gibraltar, parte del Marruecos francés , Orán, y otras colonias africanas. Estas propuestas fueron rechazadas de plano por Alemania, ya que perjudicaban sus intereses con Francia y en menor medida con Italia. En una carta que mandó Hitler a Mussolini, este le decía que “antes de volver a entrevistarme con él(con Franco), preferiría arrancarme tres o cuatro muelas”. Aunque inicialmente no se llegaron a acuerdos concretos, Franco firmó un protocolo que le implicaba en el eje fascista. Afortunadamente los cambios de planes de Hitler, y el cambio de signo de la guerra a favor de los aliados, libraron a España de la participación en una guerra que hubiera supuesto una nueva destrucción de nuestro país.

Era difícil creer que dos hermanos que se parecían tanto físicamente y que habían emprendido el mismo camino en la vida, fueran tan distintos. Los dos se hicieron militares según la tradición familiar, y los dos se habían ido a Marruecos, donde la terrible guerra colonial dio oportunidades profesionales. Y los dos eran valientes, pero ahí termina el paralelismo. Francisco era disciplinado, organizado, sobrio, implacable para contrarrestar su poca presencia física; se dedicó a escalar rápido en una carrera que ya sabemos dónde le llevó. Ramón era inquieto, seductor, idealista y vivalavirgen. El contacto con la realidad africana lo llevó a amoriscarse: aprendió árabe, leía el Corán, vestía chilaba… A Francisco le pusieron de apodo Franquito y el Comandantín; a Ramón, Chacal. Esos motes lo dicen todo. Y como diferencia de fondo, Francisco era conservador, monárquico; Ramón progresista, republicano.
La Aviación era la rama menos militar, más deportiva e indisciplinada del Ejército, y atrajo a Ramón. Tenía el carácter temerario de los pioneros del vuelo, y ganó la Medalla Militar en Marruecos. Pero Ramón buscó horizontes más allá de la vida castrense y organizó una gran hazaña deportiva, la travesía del Atlántico en hidroavión. Fue el vuelo del Plus Ultra, que le hizo famoso en todo el mundo. En enero de 1926, Ramón Franco, Julio Ruiz de Alda, Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada despegan de la bahía de Palos de la Frontera y recorren 10.270 kilómetros, haciendo escalas en Brasil y Uruguay, para llegar, entre el paroxismo de las multitudes, a Buenos Aires. Después de eso, Franco quiere dar la vuelta al mundo, pero se topa con el doble obstáculo de la burocracia y los intereses económicos, frente a los que se desenvuelve mal. En 1929 emprende un vuelo furtivo y se pierde con su hidroavión sobre el Atlántico. Está perdido una semana, todos le dan por muerto, cuando se lo encuentra un portaaviones inglés flotando milagrosamente sobre las olas. En Madrid las masas le vuelven a recibir como un héroe y el rey le invita a palacio, pero las autoridades militares le han puesto la mota negra, era demasiado rebelde. Enseguida pasó de indisciplinado y extravagante a conspirador y revolucionario. Ingresó en la masonería y en la Unión Militar Revolucionaria, pero fue tan poco discreto en sus actividades clandestinas que la policía lo detiene y lo mete en la cárcel un 13 de octubre de 1930, cuando está a punto de estallar la sublevación republicana. Para mantener su aura legendaria, Ramón Franco se escapa. Cuando el 12 de diciembre se produce la sublevación republicana de Jaca, Ramón Franco reaparece. Va a la base aérea de Cuatro Vientos, la subleva y organiza el ataque al Palacio Real. Pero al sobrevolarlo, observa que hay niños jugando en la plaza de Oriente, teme causar bajas colaterales, y se da la vuelta sin tirar las bombas. El fin no justifica los medios; ahí se revela que no es un auténtico revolucionario. Sólo le queda el exilio si no quiere acabar fusilado como Galán y García Hernández, de modo que volando, volando, se fue a Lisboa. Volvió cuando se proclamó la República. Dada su fama, el nuevo régimen lo nombró automáticamente jefe de la Aviación. Gracias a los avatares políticos, el hermano extravagante había adelantado en la carrera militar al hermano serio. Pero esto era una carrera de fondo, se consolaba Franquito. Ramón duró poco en el alto cargo, fue un extremista que conspiraba con los anarquistas. En las elecciones de 1931 se presentó a diputado en una candidatura anarquista en Sevilla… ¡y en otra de Esquerra Republicana en Barcelona!.
Ganó en las dos circunscripciones, pero ese doble triunfo revela en realidad su inconsistencia ideológica, el despiste de un idealista que no tiene nada claro. Como diputado fue un desastre. Él no era un político, sino un hombre de acción, de acción atolondrada podría apostillarse. El Gobierno de derechas de Lerroux le quitó de en medio mandándole a Washington como agregado aéreo. Un exilio de lujo. Allí le coge el Alzamiento del 18 de Julio, el gran órdago de su hermano el serio. Y de nuevo va a mostrar lo inconsistente de su ideología, porque el revolucionario republicano, el masón, el filoanarquista, el diputado de Esquerra… se une al golpe militar. No se supo si lo hizo por la llamada de la sangre o por el horror que le producía saber que Ruiz de Alda, su compañero del Plus Ultra, había sido vilmente asesinado por los republicanos. El caso es que el hermano serio acoge con los brazos abiertos al extravagante y le nombra jefe de la Aviación en Baleares. De allí despegará un día de octubre –su mes nefasto– de 1938, para bombardear su antigua circunscripción electoral de Barcelona, aunque no llegará a hacerlo. Esta vez no se da la vuelta sin soltar las bombas como en el Palacio Real, sino que se estrella sobre el Mediterráneo, él, que había vencido al Atlántico.

Fuente: Tiempo de hoy



  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías