Espacio de Jesús

Archive for the ‘andalucia’ Category

El próximo 9 de Marzo Andalucía volverá a convertirse en el mejor aliado del partido socialista de cara a las elecciones generales españolas. Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía desde hace 18 años, va camino de su sexto mandato al frente del parlamento andaluz. Son muchos los factores determinantes que han hecho que uno de los políticos más ineptos e incompetentes de nuestro país se mantenga casi dos décadas consecutivas como máximo responsable del ejecutivo autonómico andaluz. Los pilares fundamentales del Chavismo en mi opinión serían los siguientes:
Coincidencia de los comicios generales y autonómicos.
Desde 1996 las elecciones generales y autonómicas andaluzas han coincidido en la misma fecha. Este hecho que en un principio fue fruto del fracaso socialista en Andalucía, se ha convertido posteriormente en uno de los mejores filones para la perpetuación de Chaves en el poder.
En las elecciones de 1994 Chaves no obtuvo mayoría absoluta en el parlamento andaluz. En vez de alcanzar acuerdos para la gobernabilidad andaluza con el que en teoría debería ser su aliado para practicar políticas de izquierdas, IU-LV-CA, Chaves y su entorno se dedicaron a hacer lo todo lo contrario. Izquierda Unida no estaba dispuesta a someterse a los dictámenes chavistas y decidió pasar a la oposición. La consecuencia fue lo que los socialistas denominaron la “Pinza” electoral IU-PP, y los medios socialistas no tardaron en presentar a Chaves como víctima de la situación y a IU como los verdugos. La imposibilidad de aprobar ninguna ley en el parlamento hizo que Chaves se viera obligado a convocar elecciones anticipadas. Pero debido la cercanía de las elecciones generales de 1996 y a que la derecha pisaba fuerte en aquellos momentos con Jose María Aznar, Felipe González astutamente, y sabiendo que una coincidencia en fechas de las elecciones generales y autonómicas andaluzas podría proporcionarle un gran salvavidas en forma de votos socialistas, propuso a Chaves esperar un poco más para convocar las elecciones andaluzas y hacer que ambas citas coincidieran en beneficio mutuo. Esta jugada fue perfecta para Chaves, que alcanzó nuevamente mayoría absoluta en Andalucía, pero no fue suficiente para salvar al felipismo de la quema en las nacionales.
Así desde 1996 Chaves no se ha vuelto a enfrentar jamás en solitario al veredicto de las urnas por parte de los ciudadanos andaluces. El Chavismo sabe perfectamente que una elevada abstención podría poner en peligro su poder, sobre todo tras el varapalo participativo que supuso el referendum del nuevo estatuto de autonomía, y aprovechan perfectamente el tirón de votos que les da la mayor participación en las elecciones generales.
El “progreso” andaluz.
Cuando España entró en la comunidad europea, Andalucía pasó a convertirse oficialmente en una de las regiones más desfavorecidas dentro de esta. Desde Bruselas el grifo de las ayudas económicas corrió abundantemente hasta hace muy poco tiempo. El Chavismo ha sabido muy bien apuntarse el tanto que han supuesto los fondos de cohesión europea y la gran inversión que se ha hecho a nivel nacional en Andalucía.
El turismo y la agricultura, motores de la economía andaluza, también han sido muy bien aprovechado por Chaves, sin embargo, la industria y las políticas económicas nefastas sin rumbo chavistas, dejan al descubierto las verdaderas carencias de estos. Este progreso que se autoadjudica la administración andaluza y del que tanto hace gala, no es más que el fruto de la inversión externa que se ha echo en Andalucía. Ahora que el grifo se cierra, se empiezan a ver los efectos de la ineficacia y de la mala previsión chavista, cuando en zonas como Cádiz por ejemplo, el paro aumenta desbocadamente cuando una multinacional decide marcharse y los trabajadores que quedan en la calle no tienen ninguna otra alternativa laboral.
Una derecha irregular y heterogénea.
Un hecho bastante significativo y que merecería un análisis profundo es la irregularidad de resultados electorales que ha obtenido el Partido Popular en Andalucía en los últimos años. En las elecciones locales y provinciales la derecha suele obtener unos magníficos resultados, habiendo ganado en número de votos muchas veces en la mayoría de las capitales de provincia andaluzas, y gobernando en la mayoría de ellas en distintas etapas aunque no todas al mismo tiempo (hasta en Córdoba, templo de la izquierda en Andalucía, han existido alcaldes populares). Sin embargo a nivel general, la derecha no ha obtenido nunca unos resultados que le hayan permitido poder acercarse a cotas que le permitieran ni si quiera poder gobernar en coalición con otras formaciones. El tándem Javier Arenas-Teofila Martínez no ha sido nunca capaz de hacerle sombra al Chavismo en Andalucía. El comité regional ejecutivo del PP en Andalucía ha estado siempre formado por ser un sector bastante duro de la derecha, muy burgués, latifundista y caciquista, incapaz de seducir al votante de centro andaluz, el cual muchas veces ha optado por otras opciones más centristas como el PA (aunque este último va en decadencia).
Otro punto importante del que sacó bastante provecho el Chavismo fue la pseudo-oposición que realizaron durante los ocho años de gobierno de la derecha a nivel nacional. El enfrentamiento con el gobierno central para el pago de la llamada “Deuda histórica” a Andalucía fue muy beneficioso para la imagen de Chávez de cara a los ciudadanos. Con la llegada al gobierno de Zapatero no se volvió jamás a exigir esta compensación de fondos.
Una izquierda sin alas.
Izquierda Unida no ha sido capaz de arrebatarle electorado de izquierdas al PSOE en Andalucía. El socialismo, o mejor dicho, el partido socialista, acapara todavía incomprensiblemente la mayoría del electorado de izquierdas andaluz. Si bien es verdad que en las zonas rurales IU suele llevarse cada vez más el voto de gente desencantada con la falsa política de izquierdas del PSOE, en las ciudades esto no suele ocurrir con estos votantes, optando la mayoría de ellos muchas veces por la abstención. Desde el carismático Julio Anguita, IU no ha tenido en Andalucía un líder capaz de generar la confianza necesaria para despertar ese elevado voto de izquierdas que queda perdido en forma de abstención, pero este problema lo tiene IU desde hace bastantes años también a nivel nacional. Muchos de nosotros hemos siempre puesto las esperanzas en personas del estilo de Jose Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y verdadero hacedor de políticas de izquierda, pero de momento no parece que el asunto tenga apariencia de que vaya a mejor.
El “amiguismo” y el “enchufismo” en la administración andaluza.
Ya hoy día casi nadie se escandaliza cuando se destapan casos de tráfico de influencias y de colocación a dedo de personas en distintos cargos de las administraciones públicas, pero estos en Andalucía alcanzan ya proporciones desvergonzantes.
Chavez no sólo se ha sabido rodear en el gobierno de fieles escuderos como Gaspar Zarrías o Paulino Plata, a los cuáles siempre los ha mantenido al cargo de las consejerías más importantes. Además ha sabido colocar sibilinamente a sus familiares directos en distintos cargos de la administración y hacer negocios con dinero público con empresas de estos. Así se destapó en un informe realizado por el periodista Pedro de Tena:
  • Leonardo Chaves: Estuvo colocado con anterioridad en la Diputación de Sevilla en cargos de
    libre designación. Fue nombrado por el gobierno que preside su hermano Manuel como director general de la Junta de Andalucía y adscrito a la Consejería de Turismo.
  • Francisco Javier Chaves: Aterrizó un buen día en Canal Sur sin hacer previamente prueba alguna y las
    ha hecho después, como ya es habitual en el modo de “colocación” de la Radio Televisión Andaluza, que controla Manuel Chaves. Es nombrado Jefe del departamento de servicios generales de la RTVA.
  • Carlos María Chaves: Trabaja como guarda de seguridad en la Junta de Andalucía.
  • Rosa María Chaves: Trabaja en un grupo de investigación de atención primaria del Servicio Andaluz de Salud.
  • Antonio Jose Chaves: Empresario de Climocubierta S.A., con la cual ha realizado numerosos trabajos a la Junta de Andalucía.
Si Chaves es capaz de colocar a cara descubierta a sus hermanos que son fácilmente detectables, uno ya se puede imaginar lo que hace con familiares más lejanos y amigos suyos que son mucho más difíciles de descubrir y demostrar. El enchufismo en la Junta de Andalucía se ve degraciadamente ya como algo normal.
Control absoluto sobre la radiotelevisión andaluza.
Todo buen régimen que se precie tiene el control sobre los medios propagandísticos del pueblo. El Chavismo en este caso ejerce el dominio total sobre el ente público de la radiotelevisión andaluza (RTVA). La RTVA, o lo que es casi lo mismo, Canal sur radio y televisión, está formado por un entramado de productoras apoderadas por amigos de Chaves que se nutren del dinero público para hacer sus negocios. Ya en el año 2000 el Tribunal Supremo anulo unas “pseudo-oposiciones” que se hicieron en la RTVA en una turbia y total clandestinidad.
Desde 1990 los directores de la RTVA han sido simpatizantes y afiliados del PSOE. Las escandalosas cantidades económicas que se han pagado a las productoras televisivas propiedades de amigos de Chaves y gentes afines al PSOE como Francisco Lobatón (ese del ¿Quién sabe dónde?), Manuel Melero (exdirectivo de la RTVA) o Jose Manuel Durán (exdirector de Canal sur) han sido denunciadas numerosas veces. El diario “El Mundo” publicó que entre los años 1999 y 2004 doce de estas productoras denominadas jocosamente “productoras pata negra” recibieron 53 millones de euros por la realización de programas para la cadena, lo que supone casi un 45% del total del presupuesto de dinero público de la RTVA en este periodo.
De los servicios informativos de Canal sur radio y televisión no hace falta prácticamente hablar. Los presentadores, dirigidos por Tom Martín Benítez, hacen un exhaustivo enaltecimiento del Chavismo y del “buen hacer” socialista en Andalucía, ignorando los verdaderos problemas que hay y humillando a la oposición. Una vez más, la objetividad y la pluralidad de un medio de comunicación público pagado por todos los ciudadanos brillan por su ausencia.

En definitiva, estos serían los pilares fundamentales sobre los que se sustenta el Chavismo andaluz. Con todos estos pilares bien sustentados y consolidados, Manuel Chaves lleva todas las papeletas para volver a llevarse de calle las próximas elecciones de Marzo. A todo cerdo le llega su San Martín, así que por el bien de Andalucía esperemos que a este le llegue lo más pronto que pueda.



  • Ninguna
  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías