Espacio de Jesús

Archive for agosto 2008

Desde que a principios de década se emitiera el primer “reality show” en nuestro país, el famoso Gran Hermano (o “Big Brother”), año tras año las cadenas de televisión han ido creando programas del mismo género que fuesen capaces de desbancar en audiencias al tan mediático programa emitido por Telecinco. La lista de cadáveres televisivos que ha dejado GH es larguísima…El Bus, Confianza ciega, El castillo de las mentes prodigiosas, La granja de los famosos, etc…
Pero este año La Sexta va a emitir un programa de estas características con una “doble intencionalidad” para combatir en audiencias con el indestructible GH. “De patitas en la calle”, se llamará el nuevo reality.
La primera intencionalidad que veo en este programa es el concepto contrapuesto de juventud que desean manifestar cada uno.
Por un lado, en GH se proyecta una imagen de la juventud zángana, acomodada, golfa y trepa. 12 jóvenes metidos entre cuatro paredes sin hacer nada, que están deseando salir de la “casa” para ir de contertulio a uno de los muchísimos programas “culturales” que emiten por las tardes en la misma cadena, o para que les fotografíen en pelotas en una revista a cambio de unos milloncetes (de pesetas, no de euros claro).
Pero el nuevo “De patitas en la calle” quiere ofrecer una imagen de la juventud totalmente opuesta. Supuestamente, se trataría de unos jóvenes que un buen día llegarían a su casa y “por sorpresa” se encontrarían con las maletas en la puerta de las casas de sus padres. Los padres compinchados con el programa seguirían el “supuesto proceso de independencia de sus hijos” y como se desenvolverían asumiendo las responsabilidades de un adulto como buscar un trabajo, pagarse un alquiler, pagarse el alimento y la ropa, etc….

La segunda intencionalidad que veo en este programa es totalmente política. Me explico. Todos sabemos que La Sexta es una cadena de televisión propiedad de Mediapro, y que Mediapro es el nuevo grupo mediático que apoya al gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero. Mediapro, comandada por amigos de Zapatero, y con accionistas tan variopintos y de ideologías tan dispares como Emilio Aragón (de derechas y del Opus Dei más recalcitrante) o Karlos Arguiñano (de izquierdas y abertxale hasta la médula), ha estado intentando desbancar a toda costa al grupo mediático PRISA.
Pues bien, después de soltar todo esto ya se va vislumbrando un poco más la intencionalidad política de este programa. El mensaje subliminal sería: “Estamos en tiempos de crisis según dicen algunos, pero vemos como unos jóvenes son capaces de encontrar un trabajo (no hay problemas de empleo) y de encontrar casa (no hay problemas de vivienda). Los jóvenes de nuestro país tienen muchas oportunidades de independizarse y prosperar, pero como no se lanzan a la calle y no se atreven a dejar la comodidad de la casa de sus padres, pues no las ven. Si se les da un empujoncito como en este programa miren que bien les iba a ir…”

Cuando empiece el citado programa veremos si me equivoco o no en mi interpretación. Yo desde luego no tengo ninguna duda de que todo lo que vayan a emitir en dicho programa va a ser un auténtico montaje. Intentarán engañar a los jóvenes haciéndoles creer que al principio es duro, pero luego se lo pondrán todo de color de rosa (les facilitaran los trabajos que en la vida real no conseguirian y con unos sueldos elevados, les daran en alquiler casas que en realidad costarían más caras). Estoy deseando ver los perfiles de los participantes, si ponen al típico niño de papá de familia católica acomodada o al del barrio marginal de padres separados. Todo se verá.

Lo que pienso es que tal y como estamos ahora mismo, los jóvenes para independizarse lo tienen muy duro. No todos tienen las mismas oportunidades laborales y no todos tienen acceso a una vivienda digna. Y este programa intentará hacer ver todo lo contrario, por eso digo que todo va a ser un montaje político.
Pero en este país hay un juez superior a todo esto, y este juez se llama “Audiencias”. Si el programa no alcanza los niveles de audiencia que desean (es decir si el programita no les sale rentable porque no lo ve ni cristo y en consecuencia los patrocinadores y la publicidad no pagan), por mucho que quieran se les va el invento político al garete.

Si, ahora me está dando mucho por hablar de ordenadores, de informática, de software, de hardware, y tal y tal, pero caí en un craso error. Unos post más abajo hablé de mi “primer ordenador”, de las modificaciones que le hice, y blablablabla…MENTIRA¡¡¡ ese no fue mi primer ordenador¡¡¡. ¿Cómo pude haberme olvidado de mi primer verdadero ordenador?,¿Cómo pude olvidarme de esa máquina de precisión que me hizo pasar los mejores ratos de mi vida?,¿Cómo pude olvidarme de ese gran portento tecnológico interactivo en el que pasé horas y horas sentado delante de él?. No tengo perdón de Dios (si es que existe, jejeje), lo se. Por eso le quiero dedicar esta entrada, como se merece, al primer ordenador de mi vida y al de muchos de vosotros (al tuyo también Manolito), a mi ZX SPECTRUM ¡¡¡¡¡
Corrían los años 80, para mí la mejor década de la historia. Police, Génesis, Status Quo, La Frontera…eso era música de verdad y no lo que hay ahora. La década en la que flipábamos en colores con la LIB y las películas de Enmanuelle, y como no, hablar de los 80 es hablar del Spectrum. La tecnología entraba en nuestras casas, en nuestras vidas. Si no tenías un Spectrum no eras nadie…
¿Y en qué consistía ese Spectrum?, ¿Qué características tenía?, ¿Para qué servía?. Pues bien, el Spectrum fue el primer ordenador en serie dedicado al uso doméstico y fabricado por la empresa Sinclair, aunque después surgieron otros competidores como Amstrad y Commodore. Era como digo, un prodigio tecnológico de su época. Tenía un microprocesador de 3 mhz y 48Kilobytes de memoria RAM (ríete tu ahora de los Intel de doble núcleo con 3.600 mhz y con 2Gigabytes). Su teclado “ergonómico” compuesto por teclas de caucho hacían las delicias de nuestros dedos y nuestras muñecas…¿Y la torre?, ¿Y el monitor?, eso eran mariconadas, el Spectrum era todo en uno y sólo lo tenías que enchufarlo al primer televisor que tuvieras libre para gozar de su uso.
El único periférico que era totalmente imprescindible para desarrollar todo el potencial tecnológico de tu Spectrum era un magnífico radiocassette, y si ya querías ser todo un Dandy de la época y presumir de verdad entre tus amigos, el Joystick era para la crème de la crème. ¿Y las unidades de CD/DVD?, ¿Y las tarjetas gráficas?, ¿Y los discos duros?…Bah, tonterias que se inventaron después para sacarnos el dinero.
El Zx Spectrum no necesitaba ningún tipo de ampliación, ni accesorios, ni nada de nada¡¡¡.¿Qué querías estar a la última?,¿Qué querías tener lo más nuevo?. Nada, te comprabas la versión 128K que traía todo integrado, y punto y pelota.
El Spectrum venía acompañado de un fantástico manual (la Biblia y el Quijote no tenían nada que envidiarle) en el que nos introducía en el maravilloso mundo del lenguaje informático por excelencia de la época, el BASIC ( ¿Bill Gates?,¿Linus Torvalds?,¿esos quiénes eran?). Pero entre tanta página, entre tanto mamotreto, el único comando, el que nos servía de verdad, el que tecleábamos como condenados era….Sí, ese, efectivamente, el inconfundible LOAD “”
Y entre tanto derroche de conocimientos, a todo esto, todavía no hemos contestado a la pregunta esencial,¿Para qué servía de verdad nuestro Zx Spectrum?…¿Internet?. Uff, la única red que conocíamos por la época era la que estrellaba a pelotazos el Emilio Sánchez Vicario cuando jugaba en dobles con Sergio Casal.¿Procesador de textos, presentación de diapositivas?. Uff, por aquel entonces los cuadernos de texto Guerrero, las máquinas de escribir Olivetti y los proyectores con carrito de diapositivas y pantalla blanca desplegable estaban en todo su auge y esplendor. ¿Mandar correos?. Uff, nuestras lenguas estaban agrietadas de chupar sellos y ensobrar, y los carteros no daban abasto.¿Ver películas, escuchar música?. Uff, para estos menesteres teníamos lo último en vanguardia audiovisual, unas estupendas radios que reproducían en alta fidelidad unas cassettes que eran indestructibles y que se rebobinaban fantásticamente a altas velocidades (nunca se enrrollaban),y unos estupendos equipos de vídeo Beta que eran silenciosos y que reproducían los vídeos en alta definición…
¿Entonces para que coño servía un Spectrum?. Pues para lo que valía un buen ordenador que se precie, para JUGAR¡¡¡
Y es que hablar de Spectrum era sinónimo de hablar de videojuegos. Los había de toda clase, de todos los géneros, en definitiva, para todos los gustos. Y aquí un repaso a unos cuantos…

La abadía del crímen. Este juego para mí ha sido el mejor de todos los que he jugado en Spectrum. Basado en la novela de Umberto Eco, “El nombre de la rosa”, que a su vez fue llevada al cine por Sean Conery.
La gran escapada. Otro juego similar al anterior, ¿Logró alguno salir de la prisión nazi?. Yo no.
Don Quijote. Este era de rol puro y duro, y fue toda una innovación de su época.
Fred. Cuantas veces me perdía en esas pirámides llenas de momias¡¡¡
Skool Daze. Este juego hubiera sido censurado hoy día por apología del mobbing escolar, jejeje.
Prince of Persia. Todo un clásico que ha ido evolucionando siempre. No hay videojuego o consola que se precie que no tenga su versión de este mítico juego.
Rambo. Dios mío, no siento las piernas¡¡¡. Matemos unos Charlies…
Green Beret. Otro del género bélico que hacía las delicias.
Target Renegade. Este era el GTA de la época. Violencia en estado puro…
Y ahora, los mejores de todos, los juegos de deporte, mis favoritos.
Match Day. Hablar de fútbol en Spectrum era hablar de este juego. Ni PES ni pollas, como el Match Day ninguno.
Emilio Butragueño. ¿Qué te gustaba más el arcade español?. Aquí estaba el buitre para ametrallar las porterias.
Michel. Otro de la quinta del buitre que tuvo su juego. La innovación eran sus difíciles tandas de entrenamiento (¿ah, pero Michel entrenaba?).
Fernando Martín. Otro juego imprescindible sin duda. El basket en toda su dimensión.
Pole Position. Si Fernando Alonso hubiera jugado a esto me da a mi que no se hubiera dedicado a la formula uno, jejejeje.
Paris-Dakar. Mítico juego del rally más famoso del mundo. Nunca llegué a la meta en ninguna etapa (los gps todavía no andaban).
Dalley Thompson Olimpic Challenge. ¿Phelps?, ¿Ese quién es?. Si había un juego que te castigaba duramente los dedos y el teclado de tu Spectrum, era este.
Y a todo esto, ¿Dónde recurría uno para buscar información sobre lo último en juegos, trucos, etc…?. Micro-Hobby¡¡¡
Y para el final me reservo lo mejor. No digo nada, sólo y únicamente que entréis en esta página web que os pongo aquí. Os garantizo un viaje al pasado inolvidable¡¡¡
http://www.zxspectrum.net/

La televisión es el medio de comunicación por excelencia para el ocio y entretenimiento, aunque también tiene una función informativa importante, y en menor medida también educativa. La oferta audiovisual ha ido creciendo en las últimas décadas rápidamente, y se ha pasado (aquí en España) de tener dos televisiones a finales de los ochenta a tener acceso a cientos de canales entre señal analógica, señal digital y ahora por último la televisión digital terrestre.
Tengo la costumbre, seguramente como mucha gente, de acostarme a altas horas de la noche. El insomnio es difícil de sobrellevar a veces, y para combatirlo uno puede tener distintas opciones. Hay días que apetece leer un libro, otros quedarte delante del ordenador hasta que te arden los ojos, otros poner la radio y escuchar las penurias y la soledad de la gente que llama a los distintos programas, o como hago yo la mayoría de las veces, encender el televisor y “zapear” como un condenado con la esperanza de que a las dos de la mañana pongan algo entretenido con lo que poder relajarse. Y la verdad es que a estas horas poco se puede ver: Películas del año de la polka (de las que ponen en las cadenas locales mejor ni hablo), telediarios que repiten las mismas noticias cada media hora, series infumables, anuncios de alargadores de pene o del último aparato para ponerte los abdominales como una tabla de planchar, y como no, los Timoconcursos que ahora están de moda en todos los canales.

Los Timoconcursos son prácticamente todos iguales y tienen la misma finalidad: sacar dinero fácil a pobres ingenuos.
El modus operandis siempre es el mismo: Presentador/a joven atractivo/a, en plan animador de hotel de tres estrellas en Benidorm para abuelos del IMSERSO, jalea una y otra vez hasta la saciedad la misma consigna de la gran cantidad de dinero que se puede ganar descolgando el teléfono y llamando al número en cuestión para responder una pregunta trivial (diga un nombre que empiece por A, un animal que tenga dos E, numero total que suman en una imagen, etc…), mientras una serie de “ganchos” (siempre son los mismos, pero les cambian el nombre e intentan cambiar el tono de voz) hacen como que llaman contestando respuestas erróneas…
Pero esto no es algo nuevo que hayan inventado hace poco las cadenas de televisión privadas, viene ya de mucho tiempo atrás, a principios del año 2000. Buscando información sobre la legalidad de este tipo de programas, encontré que la creadora y pionera de este tipo de estafas fue una familia que controlaba una serie de televisiones de carácter local agrupadas en una empresa denominada Telesierra. Esta familia fue detenida en el año 2005 por el fraude que realizaban a través de programas como los que hoy día hay en casi todas las cadenas que habitualmente se pueden ver.

Detenidos los dueños de Telesierra acusados de estafar cinco millones de euros en concursos televisivos
La Guardia Civil ha detenido en Madrid a cuatro miembros de la familia Del Campo, propietaria de la televisión local Telesierra. Se les acusa de estafar más de cinco millones de euros a través de concursos televisivos producidos por ellos y emitidos en varias provincias. Mediante números de teléfono de tarificación adicional (806) el falso concurso mantenía en conexión a los participantes durante 30 minutos.
Los detenidos son el matrimonio Rodrigo del Campo y Rosario C. Z., así como sus hijos Recaredo y Rosario. El mismo concurso se emitía a diferentes horas (hasta cinco veces al día) y en tres canales distintos de televisión dependientes de la misma empresa, que ha llevado a cabo la estafa durante cerca de un año, según ha informado el Ministerio del Interior. La Guardia Civil registró el martes la sede de la citada empresa, situada en la localidad madrileña de Tres Cantos, así como el domicilio de sus responsables, donde los agentes han intervenido abundante documentación y equipos informáticos.
La operación, denominada Cadena, se inició tras las denuncias interpuestas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Éstas, a su vez, tuvieron como detonante las numerosas reclamaciones efectuadas por los concursantes estafados.
Los programas concurso tenían una duración de una hora y media o dos horas y se emitían en directo y en diferido. Tras realizar una pregunta muy elemental (un refrán, una foto ligeramente distorsionada de un famoso), las llamadas eran retenidas durante un máximo de 30 minutos, el límite legal permitido para los teléfonos de tarificación adicional. Éstas eran atendidas por un contestador automatico que informaba del coste y la duración máxima, para después solicitar la respuesta, que supuestamente se grababa en una base de datos, y comunicaba que el usuario quedaba a la espera de entrar en concurso. A los 30 minutos la conexión se cortaba.
Mientras, el presentador informaba de respuestas erróneas de supuestos concursantes. A punto de concluir el concurso, se daba entrada a una llamada con la respuesta acertada. La Guardia Civil investiga aún si el premio para el ganador se abonaba o también forma parte de la estafa.
Según informa Europa Press, vecinos de distintos municipios de las comarcas de Arousa, Umia y Barbanza, asi como de Pontevedra, integran la lista de posibles afectados por el fraude.
La jefa de prensa de la OCU, Ileana Izverniceanu, destacó que la organización recibió más de un centenar de denuncias “y muchas más consultas”, pese a que “a la gente le da vergüenza reconocer que ha sido víctima de una estafa”. En este sentido, Salom animó a los estafados a denunciar ante la Guardia Civil, pese a que se trate de “microfraudes” de 30 euros por afectado.
Izverniceanu afirmó que la “víctima tipo” de este tipo de prácticas es una persona mayor, que vive sola y que “peca de ingenuidad ante la posibilidad de ganar un premio”, pese a que este fuera de escaso valor.
La OCU ya denunció por este motivo en el pasado mes de diciembre ante la Comisión de Seguimiento de Servicios de Tarificación Adicional (CSSTA) a varias cadenas locales de televisión solicitando la inmediata retirada de los números 806 porque compartían la programación donde “de forma descarada se engaña a los que intentan participar en sus inexistentes concursos”.
Su jefa de prensa calificó de “lamentable” la actuación de este organismo del Ministerio Industria, Turismo y Comercio, ya que “no han hecho nada, sólo cortar una línea telefónica cuando tienen otras tres” en funcionamiento.
También reclamó el punto de vista de la Asociación de Empresas de Valor Añadido (AVA), que agrupa a los operadores de los servicios telefónicos de pago. “Nos gustaría oírles, que alzaran la voz y señalaran con el dedo a esa gente sin escrúpulos, para acabar con la demonización de los 806, que intrínsecamente no son malos”, declaró.

¿ Y por qué se detuvo a estas personas por estafa y no se detienen a los responsables de este mismo tipo de programas que cada día podemos ver?. La diferencia por lo visto está en el tipo de número que se utiliza para realizar este fraude y en la duración del mismo. Los programas que emitía Telesierra utilizaban números 800, que tarificaban por minutos (de un euro en adelante), y que retenían las llamadas en espera hasta un máximo de 30. Los que emiten actualmente, usan números 905, sólo pueden realizar un cobro de la llamada (generalmente un euro y pico), y pueden retenerla un máximo de 3. Por lo visto, según la ley, este segundo caso sería totalmente legal, y el primero no.
Desde luego la ley podrá decir lo que quiera, pero la estafa es la misma, la diferencia es que en la primera te soplan 30 euros y en la segunda sólo uno y pico.
La pregunta que se puede hacer uno es, ¿hay gente que a estas alturas todavía llaman a este tipo de concursos?. Pues por lo que se ve parece ser que sí, y además tienen que ser bastantes, porque sino sería inexplicable que casi todas las cadenas siguieran emitiendo este tipo de concursos sino les fuera rentables. Es una vergüenza que se aprovechen así de las personas. Me imagino que el perfil de la gente estafada en este tipo de cosas tendrán que ser por lo general personas con un nivel cultural bajo, o personas de avanzada edad que se sienten muy solas y que no son conscientes del timo en cuestión. Pero como ya dije antes, por lo que se ve el asunto es legal, aunque a la mayoría de nosotros nos parezca una auténtica inmoralidad y un recochinero…¿Adivina quién gana esta noche?, los dueños de las cadenas por supuesto.
http://www.youtube.com/v/eXIMxgm8DsQ&hl=es&fs=1
http://www.youtube.com/v/QnMJtAw3iRg&hl=es&fs=1
http://www.youtube.com/v/B18MW_E4AFM&hl=es&fs=1

Me gustaría contaros en este post que he abierto mi satisfactoria experiencia en el cambio de Sistema Operativo de mi PC (de Windows Xp a Ubuntu Hardy Heron). Intentaré explicar de una forma sencilla los pasos que he realizado(a modo de manual) por si alguien deseara probarlo, y porque no, si le convence (a mi me ha convencido totalmente) hacer el cambio.
Antes que nada quiero decir que yo no soy ningún experto en informática, ni se mucho menos nada de programación, sólo tengo los conocimientos básicos que tenemos la mayoría de los usuarios que hoy día se sientan delante de un ordenador. Sin embargo en unos meses he sido capaz de realizar poco a poco cambios en el hardware de mi ordenador (memoria RAM, disco duro y tarjeta gráfica) para mejorarlo, y ahora por último en el software (el sistema operativo), el cual he probado e instalado en sólo un fin de semana. Cualquiera de vosotros puede realizar estas cosas, como ya digo, no hace falta ser un experto, simplemente tener unos conocimientos mínimos y muchas ganas de aprender y descubrir cosa nuevas.

Eso sí, nada de esto lo hubiera podido hacer sin la ayuda de los muchísimos manuales y explicaciones que se pueden encontrar en internet, y sin los consejos de personas que ayudan y guían desinteresadamente en los foros a la mayoría de los usuarios que somos profanos en este mundo de la informática.
Yo hacía ya algunos años que empecé a escuchar hablar de Linux, que era una de las alternativas al monopolio de Windows, pero que su uso requería unos conocimientos elevados de informática y que muchas veces surgían incompatibilidades con el hardware (ya que la mayoría de los componentes de un ordenador se hacían para trabajar en Windows) . Sin embargo esto hoy día ha cambiado totalmente. Las distintas distribuciones de este sistema basadas en el núcleo Linux que se desarrollan continuamente ofrecen unas interfaces cada vez más fáciles de usar, y los fabricantes de hardware crean cada vez más sus productos para que sean compatibles con Linux. Hace algunas semanas leí en un foro de informática hablar de este sistema, y me aconsejaron que lo probara, que no me iba a defraudar. Y no dude en ningún momento en hacerlo.
Bueno, comencemos por partes

Descargar el Sistema Operativo y grabarlo en un CD
Lo primero que hice fue hacerme con una de las numerosas distribuciones que se puede encontrar uno de Linux. Yo escogí la última versión de Ubuntu (Ubuntu 8.04 Hardy Heron) ya que es una de las más populares. Además Ubuntu ofrece distintas alternativas para probarlo a los usuarios de Windows sin tener que hacer ningún cambio drástico en su sistema.
En esta página ( http://doc.ubuntu-es.org/Qué_CD_escojo ) veréis las distintas versiones Ubuntu que podéis elegir en función del ordenador que tengáis (principalmente el tipo de Microprocesador).
Yo me descargué la versión PC Intel x 86 Desktop CD, ya que es la que le viene bien a mi ordenador (un Pentium 4) y la que se recomienda a la mayoría de usuarios en caso de dudas.
Podéis realizar la descarga de las distintas versiones en esta página: (http://releases.ubuntu.com/hardy/ )
Lo que se descarga es un archivo de imagen en formato “.iso”. Este hay que grabarlo en un CD o DVD usando cualquier programa de los que existen en Windows para quemar imágenes (Nero, Alcohol 120%,etc…). Yo lo hice con Nero de forma muy fácil. Simplemente abrí el Menú principal de Nero, escogí la opción “Grabar imagen” y seleccioné el archivo “ubuntu-8.04.1-desktop-i386.iso” que me había descargado previamente. En la pantalla siguiente seleccioné la velocidad de grabación más baja (x8) para no tener problemas e hice click en “Grabar”. En unos 10-15 minutos tenía ya el Live CD de Ubuntu listo para probar.

Probar Ubuntu
Como dije antes se puede probar Ubuntu de distintas formas sin alterar nada en el equipo.
La primera y la más fácil es desde el CD sin instalar nada. Simplemente metemos el CD que hemos grabado antes en la unidad de disco y en la pantalla de inicio que nos sale elegimos la opción “Probar Ubuntu sin alterar su equipo” y en un par de minutos estaréis en el escritorio de Ubuntu.
Ojo¡, para realizar esto tenéis que aseguraros que en la BIOS de vuestro ordenador en la secuencia de arranque aparezca en primer lugar la unidad de CD antes que el disco duro, ya que sino el ordenador iniciaría Windows como lo haría siempre. Según el tipo de Placa Base se accede a la BIOS de distinta forma. Tendríais que averiguar como se hace y dentro de ella buscar alguna opción similar a “boot sequences”, y como digo, configurarla para que en primer lugar aparezca en la secuencia de arranque la unidad de CD. Después de este inciso y siguiendo con el tema, esta forma de probar Ubuntu es más que nada para tener un primer contacto con este sistema y ver como reaccionan los componentes de nuestro ordenador (tarjeta gráfica, tarjeta de sonido, tarjeta de red, etc…). El inconveniente de esto modo es sobre todo la lentitud (por lo menos a mi me iba lentísimo) y que no podemos instalar nada (por ejemplo los codecs o plugins para ver vídeos de Youtube, o alguna aplicación).
La otra forma de probar Ubuntu es haciéndolo mediante Wubi. De esta manera se instala Ubuntu dentro de Windows como si fuera un programa más, y se desinstala sin ningún problema como lo haríamos con cualquier programa en Windows en “agregar o quitar programa”.
Yo hice esto siguiendo este fantástico manual que encontré buscando en Google:
http://tuxpepino.wordpress.com/2008/05/19/instalar-ubuntu-desde-windows-con-wubi/
Explica de manera muy fácil los pasos a seguir para instalar Ubuntu dentro de Windows, con muchas capturas de pantalla que hacen imposible que uno se pierda. Esta forma de probar Ubuntu es la más recomendada, y con la que prácticamente se puede hacer todo, sin embargo el rendimiento de Ubuntu es muy inferior al que tendría instalado como sistema operativo, ya que en realidad lo que está corriendo es una aplicación de Windows (y no un verdadero SO) en un formato (el nfts) que no es el que usa Ubuntu. Por tanto este tipo se recomienda para probar, y no para hacer un uso continuado de Ubuntu.

Instalar Ubuntu
Después de probar Ubuntu decidí instalarlo como mi sistema operativo y mandar ya de una vez a paseo el Windows Xp (bastantes años ya lo llevaba aguantando). La instalación es facilísima, casi no necesita explicación, simplemente meter el disco en la unidad de CD y arrancar el ordenador, rellenar las distintas preguntas que nos hacen en las pantallas que salen y en menos de 30 minutos ya tenemos instalado Ubuntu en nuestro ordenador. Pero seguramente a muchos de vosotros les puede gustar este sistema y no querer renunciar a Windows de manera definitiva. Pues bien, no hay que preocuparse por ello, ya que es posible tener instalado dos sistemas operativos dentro del mismo ordenador. Para esto es necesario sólo un requisito, tener un disco duro con una partición libre de al menos 10Gb o tener dos discos duros, para poder instalar Ubuntu en esa partición libre o en ese segundo disco duro. De esta manera, cada vez que arrancarais el PC, os saldría una pantalla denominada “Grub”, en la que decidiríais que sistema operativo usar (Ubuntu o Windows).
Para tener una información completa y detallada de lo que hacer y como hacerlo, yo lo hice consultando este enlace, en el que viene prácticamente todo lo que hay que saber:
http://doc.ubuntu-es.org/Documentación
Y si queréis ver de una manera gráfica y simple como se instala Ubuntu, podéis ver este vídeo interactivo en el que se enseña las distintas maneras por las que se puede optar para instalar este sistema:
http://simpons.es/FacilWare/Videos/Tutoriales/Ubuntu_804/index.htm

Mis primeras impresiones sobre Ubuntu
Hasta día de hoy había usado habitualmente solo dos sistemas operativos, el Windows 98 y el Windows Xp. También he probado el Windows Vista en el ordenador de un amigo, y la verdad, mi impresión como simple usuario es que este sistema ofrece pocas cosas nuevas respecto al Xp (como digo no soy ningún entendido, pero para mi el Vista es un Xp “embellecido” gráficamente). Sin embargo Ubuntu me ha llevado a un mundo totalmente nuevo, y aunque prácticamente estoy ahora mismo empezando y me queda muchísimo que aprender, el cambio de Windows a Ubuntu para mí no ha sido nada traumático, y todo lo que hacía antes en Windows lo hago perfectamente en Ubuntu sin ningún tipo de problema.
La primera vez que usé Ubuntu lo primero que me llamó la atención fue la distribución del escritorio. Acostumbrado de toda la vida al menú de Inicio de Windows, al principio veía extraño los tres menus desplegables (Aplicaciones, Lugares y Sistema) del panel de control de Ubuntu, pero conforme iba utilizándolo cada vez me gustaba más. Otra cosa que también me encantó era la posibilidad de usar varios escritorios a la vez (en Windows solo hay uno), poder crear distintos paneles de control (lo que en windows serían barras de herramientas), colocarlos donde quisiera, con la forma y tamaño que quisiera, y con los elementos y aplicaciones que me apetecieran (las posibilidades de modificar el escritorio en Ubuntu son casi infinitas). Podemos modificar también los temas, los iconos, la resolución de pantalla, el salvapantallas, etc… El area de notificación es lo más similar que hay al de Windows.Casi todos los programas que usamos en Windows tienen sus aplicaciones análogas en Ubuntu. Citaré algunos ejemplos:
-Navegador internet: Ubuntu trae instalado el Mozilla Firefox. Yo llevo usando este navegador hace casi tres años, y sin duda en mi opinión es muchísimo mejor que el Internet Explorer, que ya casi ni utilizaba en Windows.-Correo electrónico: En windows, a pesar de tener el MS Outlook 2007, jamás lo he utilizado. Usaba al principio el Outlook express, pero luego me instalé el Mozilla Thunderbird. Ubuntu trae instalado Evolution. De momento todavía no lo he probado, pero lo haré pronto, aunque de todas formas me gustaría seguir con Thunderbird.
-Mensajería instantánea: Muchos de nosotros solemos tener a veces distintas cuentas de correo en hotmail, google, yahoo, etc…, y para poder usarlas como chat nos tenemos que instalar distintos programas como windows live messenger, google talk, yahoo messenger, etc…Ubuntu trae una aplicación de mensajería instantánea, Pidgin, con la que podemos gestionar todas estas cuentas a la vez si deseamos, aunque también se pueden descargar otras aplicaciones, como aMSN, que sería la análoga a WLM.-P2P: Ubuntu trae instalado el Bittorrent, pero también se puede descargar uno el eMule, aunque para linux se denomina aMule.
-Office: Este ha sido uno de los cambios que más me han gustado sin duda. Los “windoseros” nos hemos llevado toda la vida usando las distintas versiones del Microsoft Office… Word, Powerpoint, Excel han sido nuestros procesadores de texto, presentaciones de diapositivas y hojas de cálculo por excelencia (anda que no me he hecho yo tablas de Excel en mi trabajo¡¡¡). Ubuntu trae instalado el paquete OpenOffice, que para mí no tiene absolutamente nada que envidiar al MSO. Son aplicaciones muy fáciles de usar para todos aquellos que hayan tenido experiencia como digo con MSOffice. Pero muchos os preguntaríais, ¿Si hago un documento de texto y se lo mando por correo a un amigo que usa MSOffice puede leerlo?. La respuesta es SI. En OpenOffice a la hora de guardar nuestros documentos se nos ofrecen numerosas posibilidades y distintos formatos, pensando precisamente en la compatibilidad con otras aplicaciones. Un documento Writer de OpenOffice lo podemos guardar como documento Word 6.0/95/97/2000/2003/XP (no se puede hacer como documento de la última version Word 2007, sin embargo mediante el modo de compatibilidad que tiene este programa, si es capaz de leer perfectamente cualquier documento que hayamos guardado en OpenOffice como 2000/2003 o XP). Y viceversa, casi todos los formatos de documentos que nos pueden mandar lo podremos abrir sin problemas con cualquiera de las aplicaciones de OpenOffice (salvo los que esten grabados en formato de la ultima version de MSO2007, aunque esto se soluciona si le decimos a nuestro compañero que lo guarde como una versión anterior y nos la mande en este formato). Lo mismo pues con las hojas de calculo y las presentaciones de diapositivas. OpenOffice me encanta, de hecho este post lo estoy escribiendo en el Writer, y una vez lo termine lo copiaré en la pantalla de posteo del foro.-Reproductores de música/vídeo y grabadores de CD/DVD: En Windows hay muchísimos programas para estos fines, tantos que algunos hasta tienen dos o tres programas para realizar prácticamente la misma función. Ubuntu trae instalados unas sencillas aplicaciones para realizar estas acciones. Rhythmbox (música) y Totem (películas o clips de video) realizan las mismas tareas que las numerosas versiones del archiconocido Windows Media Player. Recuerdo que cada vez que formateaba Windows, tenía que volver a buscar como un loco por internet los codecs de audio y vídeo para instalaros y poder reproducirlos en WMP. Con Rhythmbox y Totem no he tardado ni 30 segundos (y ni siquiera lo he hecho yo, lo ha buscado e instalado el sistema automáticamente) en tener dichos codecs. Increible, pero cierto.
Para grabar musica en Ubuntu tenemos la aplicación Brasero, que prácticamente realiza las mismas funciones que el Nero en Windows.Y estas son solo algunas de las aplicaciones que vienen en Ubuntu, aunque hay muchas más, además de otras muchas que podemos obtener. Es aquí donde voy a hablar de otra diferencia notable de Ubuntu respecto a Windows, que es la gestión de aplicaciones. Los que hemos usado Windows, hemos tenido una serie de programas ya instalados (internet explorer, windows messenger, outlook, wmp, etc..). A la hora de obtener otros programas teníamos varias opciones, o bien buscar un determinado programa por internet y descargarlo de esa página (pagando la key de activación los que fueran de pago), o bien ir directamente a una tienda a solicitar el sofware deseado (por ejemplo el Nero). En Ubuntu esto no es así. Ubuntu dispone de un Gestor de Aplicaciones que es la encargada de enseñarnos el software disponible para nuestro sistema. Podemos ver uno por uno filtrando por categorias (accesorios, gráficos, internet, office, programación, etc…) o verlos todos a la vez. Tambien con este Gestor podemos desinstalar aplicaciones que tengamos y que no deseemos usar. La mayoría de las aplicaciones son libres y gratuitas (asi que no más compras de licencias ni de nada para tener un programa). Este gestor esta tambien relacionado con el Gestor de Paquetes Sinaptic, que es el encargado de gestionar los repositorios(programas almacenados en archivos de software).
Por ejemplo, si quiero instalar el analogo de eMule, aMule, no me tengo que ir a internet a buscarlo y a descargarmelo desde alli y luego ejecutar el .exe en el ordenador. Simplemente se abre el Gestor de Aplicaciones, lo buscamos, y este nos lo instala sin que tengamos que hacer nada más. Simplemente maravilloso.En el menú de aplicaciones también podemos encontrar el Terminal (lo que en Windows sería, salvando las diferencias, Símbolo del sistema). En este terminal se escriben comandos que se ejecutan directamente dentro del Sistema Operativo. Existen distintos tipos de comandos, cada uno con una serie de funciones. Por ejemplo, si abrimos un terminal y escribimos gnome-screenshot y después pulsamos enter lo que hace es una captura de pantalla (lo que estáis viendo en la fotos que estoy subiendo aquí). También existen lineas de comando complejas para modificar aplicaciones en función de necesidades que nos surjan. Por ejemplo, me di cuenta que al utilizar el Reproductor de películas Totem, al meterle un DVD original este no lo leía (salía un mensaje de Ocurrió un error…). Busqué en google y me di cuenta que el problema era algo muy habitual entre los usuarios de Ubuntu, y en muchas páginas los expertos explicaban las lineas de comando que había que aplicar en un Terminal para solventar el problema. Para este problema seguí estas instrucciones:
http://portallinux.wordpress.com/2008/07/23/instalar-libdvdcss2-y-win32codecs-en-ubuntu-804/
p.ej. Para instalar la librería libdvdcss2 escribí en la terminal los siguientes comandos:

-sudo wget http://www.medibuntu.org/sources.list.d/hardy.list -O /etc/apt/sources.list.d/medibuntu.list

-sudo apt-get update && sudo apt-get install medibuntu-keyring &&
-sudo apt-get update

-sudo apt-get install libdvdcss2

Una vez instalada esta librería, probé otra vez el DVD para ver si se veía, y efectivamente esta vez me lo reproducía perfectamente. Esto al principio nos puede sonar a Chino, pero con el paso del tiempo imagino que uno se acostumbra a usar estas aplicaciones y encima aprende cosas nuevas que es lo importante.En el segundo menú que aparece en el panel de Ubuntu, Lugares, podemos acceder rápidamente a cualquier carpeta o dispositivo que tengamos en nuestro ordenador. El Equipo sería análogamente lo que en Windows siempre ha sido Mi PC. La diferencia con Windows es que Ubuntu no utiliza letras para identificar los dispositivos (no veréis Unidad C\, D\, etc..), sino que le asigna raices. Por ejemplo, si en Windows tenemos dos discos duros con dos particiones cada uno, aparecerían las unidades C,D,E,F (no sabemos cual es el disco y cual es la particion de cada uno), sin embargo en Ubuntu si lo podemos saber, /dev/sda y /dev/sdb serían los dos discos duros, y las particones serían /dev/sda1, /dev/sda2, /dev/sdb1 y /dev/sdb2.El tercer menu de Ubuntu es Sistema. Aquí hay numerosas aplicaciones, pero para que nos entendamos y sigamos con las analogías este sería como el “Panel de Control” en Windows. En sistema tenemos acceso a manuales de ayuda. También aparece la pantalla para salir del sistema (terminar sesión o cerrarla), y como dije antes numerosas aplicaciones y tareas de administración y preferencias. Por ejemplo, aquí podemos elegir la resolución de pantalla que deseemos, el salvapantallas, los temas e iconos usados, etc….Hasta aquí serían las primeras impresiones que he tenido con este sistema y las principales diferencias que he encontrado con Windows. Por supuesto hay muchísimas más cosas, pero como repito, acabo de empezar en este nuevo mundo de Ubuntu. Las razones por las que he optado por este cambio radical entre Windows y Ubuntu son muchas. Para mí las más importates y resumidamente serían:
-Muchos años con Xp. Aunque no me puedo quejar de él en absoluto, tenía claro que no me iba a pasar a Vista (aún habiendo ampliado el ordenador para poder darle soporte). Como dije al principio al probar Vista me di cuenta de que tenía prácticamente las mismas funciones de Windows, la unica diferencia a primera vista fue el cambio de interfaz gráfica. Y las malísimas opiniones de muchos entendidos en informática tampoco animaban ni mucho menos a desembolsarse un dinero importante para comprar este sistema.
-Ubuntu es totalmente gratuito, y la mayoría de sus programas lo mismo, ya que están basados en la filosofía del software libre. Además Ubuntu es un sistema en continuo desarrollo, donde cada seis meses se lanza un nuevo sistema mejorado, aunque esto no significa que haya que cambiar el sistema operativo cada seis meses. Cada edición sigue recibiendo actualizaciones importantes durante 3 o 5 años desde su salida creo según la versión.
-La compatibilidad de mi ordenador con Ubuntu ha sido total. No he tenido ningún problema con el, me reconoce todos los dispositivos, me ha instalado automáticamente sus drivers,¿Qué más se puede pedir?. Este ha sido para mi un factor decisivo.
-La seguridad también ha sido importante a la hora de optar por Ubuntu. Desconocía totalmente que en Linux prácticamente no existe software malicioso en comparación con lo que hay en Windows. Hasta que no lo leí en un comentario de un foro, como digo, no lo sabía. En linux no hay antivirus de momento, aunque si tiene cortafuegos (firewall).
-Y finalmente, las ganas de conocer cosas nuevas y de aprender también han sido determinantes.
Si este post le sirve a alguien de ayuda o referencia para probar Linux, me doy totalmente por satisfecho.
Un saludo.



  • Ninguna
  • jesusmagana76: Muchas gracias José. Es un honor para mí que una persona de tu talla que ha vivido en sus carnes el lado oscuro de la Iglesia Católica se haya mole
  • José Mantero: Muy lúcido análisis. Saludos.
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.

Categorías